El coronavirus (Covid-19) puede sobrevivir a largas exposiciones a altas temperaturas, según un experimento de un equipo de científicos franceses que trabajan en la seguridad de los técnicos de los laboratorios, según explicó el portal Reporte Índigo.

El profesor Remi Charrel y sus colegas de la Universidad Aix-Marsella en el sur de Francia calentaron el virus que causa Covid-19 a 60 grados Celsius (140 Fahrenheit) durante una hora y descubrieron que algunas cepas aún podían replicarse.

Los científicos tuvieron que llevar la temperatura casi al punto de ebullición para matar el virus por completo. Los resultados tienen implicaciones para la seguridad de los técnicos de laboratorio que trabajan con el virus.

hisopado

El equipo en Francia infectó las células renales del mono verde africano, un material huésped estándar para las pruebas de actividad viral, con una cepa aislada de un paciente en Berlín, Alemania. Las células se cargaron en tubos que representan dos tipos diferentes de entornos, uno "limpio" y el otro "sucio" con proteínas animales para simular la contaminación biológica en muestras de la vida real, como un hisopo oral.

Después del calentamiento, las cepas virales en el ambiente limpio se desactivaron completamente. Algunas cepas en las muestras sucias sobrevivieron.