Los fiscales de San Isidro pidieron información sobre el movimiento que hubo de las cuentas bancarias de Diego Maradona y apuntan a determinar si el exjugador tenía pleno dominio sobre sí o podría estar siendo manipulado por alguien de su entorno.

La información solicitada por los fiscales de San Isidro fue hecha al juzgado civil y comercial de La Plata donde tramita la sucesión de los bienes de Maradona y ya cuenta con ese tipo de documentación.

El dinero de Diego Maradona

Según fuentes judiciales consultadas, los fiscales quieren saber cómo fueron los manejos de dinero de Maradona teniendo para ello el movimiento de las cuentas bancarias de los meses de octubre y noviembre, y entre otras cosas, quienes las operaban y qué tipo de transacciones se hacían entre ellas al equipo de médicos que integraban el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

Las sospechas de los fiscales es que para ese entonces Maradona en virtud de su estado de salud podía estar siendo manipulado por su entorno, algo que acusan sus propias hijas al disparar directamente sobre el abogado Matías Morla quien figura como apoderado en algunas de las cuentas de Maradona y de algunas de las empresas creadas por el exfutbolista para distintos contratos.

En ese sentido, evalúan si para ese momento Maradona tenía pleno conocimiento de sus facultades.

Caso Maradona hoy

La acusación inicial que era de homicidio culposo ahora podría quedar atrás y agravarse la misma a un abandono de persona o bien homicidio simple con dolo eventual.

La figura de homicidio culposo, de hasta cinco años de cárcel, es por no haber hecho lo necesario para cuidar de Maradona, pero ya la calificación de abandono de persona seguida de muerte, que trepa hasta los 15 años, es para quel que "pusiere en peligro la vida o la salud de otro, sea colocándolo en situación de desamparo, sea abandonando a su suerte a una persona incapaz de valerse y a la que deba mantener o cuidar o a la que el mismo autor haya incapacitado".

Incluso los investigadores por estas horas analizan si comprende en virtud de las pruebas que van apareciendo la figura de homicidio simple con dolo eventual,esto es que más allá que se representaban el resultado muerte de Maradona no hicieron nada para evitarlo, y ahí se aplica una pena en la escala del homicidio que va entre los 8 y 25 años de cárcel.

Si bien son hipótesis de trabajo por el momento es algo que están evaluando los investigadores en base a las pruebas que van apareciendo en lo que hace al evidente mal estado de salud en que estaba Maradona y frente a ello nada se hacía, y las conversaciones entre los protagonistas del equipo médico y el entorno del futbolista donde se hace referencia a los manejos de dinero.

Por lo pronto, el 8 de marzo está convocada la junta médica y es algo confirmado puesto que los fiscales desestimaron un pedido de la médica imputada Nancy Forlini para prorrogar la convocatoria de la misma.