Jeff Bezos llevó en su gesta espacial de casi 11 minutos a Oliver Daemen, el individio más joven en salir de la Tierra, pero también a la persona con más edad en subirse a un cohete y abandonar la órbita del planeta. 

La mujer de 82 años que viajo en la nave New Shepard, primera misión tripulada de la empresa Blue Origin, junto al multimillonario fundador de Amazon, su hermano Mark Bezos y Daemen, es la aviadora Mary Wallace Funk, mejor conocida como Wally Funk

Ella siempre tuvo un sueño: ser astronauta. De hecho, formó parte en la década de 1960 del programa secreto Mercury 13 que pretendía llevar al espacio a la primera mujer. Sin embargo, el protocolo fue desestimado por la NASA ni bien se dio a conocer.  

"No pensé que alguna vez conseguiría ir arriba",  se emocionó Funk, que pasó las últimas seis décadas intentando llegar al espacio.

El cuarteto despegó el pasado martes 20 de julio desde el desierto de Texas, Estados Unidos, fecha que coincidió con el 52° aniversario de la primera vez que el ser humano pisó la Luna.

La nave alcanzó su punto máximo a 106 km de altitud,  un trayecto que duró 10,18 minutos exactos desde la superficie terrestre hasta más allá de la línea Karman y viceversa, lo que permitió a los miembros de la tripulación admirar la curvatura del planeta y la oscuridad del resto del universo

En su regreso, al salir del cohete, Funk extendió los brazos con alegría y un pequeño grupo de personas la vitoreó.

La tripulación del New Shepard (de izq. a der.): Mark Bezos, Jeff Bezos, Oliver Daemen, Wally Funk.

Mercury 13, el proyecto que rechazó la NASA para enviar mujeres al espacio 

Nacida en Nuevo México en 1939, Wally Funk aseguró que su amor por la aviación es algo de toda la vida ya que tomó su primera clase de vuelo con 9 años de edad.

Desde entonces, registró 19.600 horas de vuelo en su carrera y enseñó a unas 3.000 personas a volar.

En 1961, con 21 años, Funk se presentó voluntaria al programa Mujeres en el Espacio, para el que se sometió a rigurosas pruebas físicas y mentales con la esperanza de convertirse en astronauta.

Pero el proyecto fue cancelado de forma abrupta y ella y las otras mujeres, conocidas colectivamente como las Mercurio 13, nunca llegaron al espacio con la NASA.

Wally Funk a los 21 años se presentó al programa Mercury 13

La historia de este grupo de 13 mujeres entrenadas para viajar al espacio está plasmada en el documental de Netflix "Mercury 13" dirigido por David Sington y Heather Walsh que no solo cuenta con los testimonios de sus protagonistas en su momento rechazadas por su condición de género, sino cómo en plena guerra fría la URSS llevó a Valentina Tereshkova a convertirse en la primera mujer en el espacio en 1963.

Después de esa experiencia fallida, Funk se convirtió en la primera investigadora de seguridad aérea para la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de EEUU y en instructora de vuelo en una base militar de ese país.

Funk gastó 200.000 dólares en 2010 en un vuelo del programa Virgin Galactic del británico Richard Branson, que recientemente obtuvo la aprobación de la FAA (Administración Federal de Aviación estadounidense) para empezar a llevar clientes en sus misiones espaciales.

Este mes, Bezos le ofreció ser "invitada de honor" en el vuelo NS-16 y compartió un video en Instagram en el que aparece dándole la noticia.

"Nadie ha esperado más", aseguró Bezos al decirle a Funk que había sido elegida para el viaje.

"No puedo expresar lo fabulosa que me siento al ser elegida por Blue Origin para ir en este viaje", enfatizó Funk en el video y destacó que esperaba "disfrutar cada segundo" de la travesía.

Según contaron al finalizar el viaje, en todo el vuelo se podía oír a Funk gritar de alegría y lanzando exclamaciones.

Tras el aterrizaje, los cuatro fueron recibidos con aclamaciones y admiración por parte de familiares y amigos.