La Aduana secuestró 215 kilos de cocaína que intentaban ser sacadas del país en un camión que tenía como destino Uruguay.

El operativo, tras el cual quedó detenida la persona que conducía el vehículo, se llevó a cabo en la localidad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos. 

Los estupefacientes estaban en el semi-remolque dentro de siete bolsones que se encontraban al costado de placas de yeso utilizadas en construcción, que era la mercadería declarada en la exportación. 

La maniobra que originó el secuestro concretado por la Aduana consistió en añadir estos bultos a la carga que estaba siendo transportada. 

El camión, con patente uruguaya, había salido desde Buenos Aires donde había cargado las placas de yeso.

Tras cumplimentar con la presentación de la documentación, los agentes aduaneros procedieron al control de la carga y fue ahí que identificaron los bultos que no figuraban declarados. 

La Aduana radicó la denuncia en la justicia que tuvo como resultado la detención de la persona que conducía el camión, el secuestro de la cocaína y también del vehículo.