La Cámara de Diputados de Mendoza dio un paso trascendente para la construcción de la represa de Portezuelo del Viento, sobre el río Grande, al aprobar el proyecto de ley de utilidad pública de las tierras donde se emplazará la obra, informó el gobierno provincial.

Un comunicado oficial señaló que "contar con el recurso de expropiación de los terrenos donde se construirá el embalse, la central hidroeléctrica, los caminos de acceso y servicios y las líneas de energía se volvió clave para asegurar la futura edificación de la mega obra", que aportará 210 Mw al Sistema Argentino de Interconexión.

Según los cálculos de Subsecretaría de Energía Hidroeléctrica de la Nación, la futura central -el mayor proyecto hidroeléctrico de la provincia- demandará una inversión de más de us$ 200 millones y aportará 887 Gigawatt/hora anuales.

Con el trámite legislativo, la provincia finalizó el procedimiento administrativo y técnico vinculado con la construcción de la presa, pero el llamado a licitación depende aún de que la Nación se expida sobre el rechazo de la provincia de La Pampa, que mantiene un litigio que se tramita en la Corte Suprema de Justicia sobre el uso de las aguas interjurisdiccionales.

Por lo pronto, ya se estableció la concesión de la generación hidroeléctrica para la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) durante 50 años, con un aporte de regalías a un fondo específico (Fopietzad) para construir obras de transporte eléctrico que dotarán de mayor estabilidad al sistema.

La ley aprobada encomienda al Ejecutivo provincial que "se proceda a la afectación al dominio público, y en consecuencia se destine a la construcción, operación y mantenimiento de la Obra Multipropósito Portezuelo del Viento, así como las obras complementarias para atender las necesidades del proyecto y de sus implicancias ambientales y sociales".

Por otra parte, a fin de mitigar el impacto de Portezuelo del Viento, las autoridades de Mendoza trabajan desde hace varios meses, mediante distintas comitivas técnicas, en temas puntuales que deberán ser resueltos una vez que se comience con el proceso licitatorio.

Se analiza en ese sentido el transporte de la línea eléctrica con DistroCuyo y el Ente Provincial Regulador Eléctrico; la construcción de la nueva traza de la ruta 145 (con la Dirección de Vialidad); y la relocalización del poblado Las Loicas.

Por otro lado, se realizó el estudio de trashumancia (pastoreo), a través de un comité interdisciplinario encabezado por la Universidad Nacional de Cuyo y en consenso con la comunidad.

Portezuelo del Viento -obra ideada originalmente hace más de 40 años- tendrá cinco veces la capacidad del dique mendocino Potrerillos, camino a Chile por la ruta nacional 7, y para su construcción se requerirán unos 5.000 puestos de trabajo.

La presa generaría beneficios a Mendoza, no sólo directos en materia de regalías y disposición de energía limpia, sino a través del incentivo al turismo en la zona sur de la provincia en los departamentos de San Rafael, General Alvear y Malargüe.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, anunció semanas atrás que por un convenio firmado con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, el gobierno nacional va a financiar la obra con recursos propios, mientras que el producido de esa obra, la energía y la propiedad van a ser para la provincia.

El río Grande es el principal aporte del río Colorado, el más septentrional de los cursos fluviales de la Patagonia, que nace en el sudoeste de Mendoza, cerca del límite con Chile, en plena cordillera de los Andes, y recoge el agua de varios afluentes importantes a lo largo de sus 127 kilómetros de recorrido.