La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires efectivizó este jueves la adhesión al protocolo de interrupción legal del embarazo (ILE). Tras una sesión en la que contó la presencia de la nómina completa de los diputados porteños, la normativa se alzó con 50 votos afirmativos, 3 abstenciones y 7 negativos. 

“La adhesión (al protocolo ILE) es un paso más en la Ciudad a favor del derecho a la salud de las mujeres”, remarcó Patricia Vischi, legisladora del espacio UCR-Evolución, quien además oficia de presidenta de la comisión de Salud de la Legislatura. Entre los puntos que revalorizó fue el "apoyo transversal de todas las fuerzas políticas", al proyecto de ley, y enfatizó en que la decisión fue tomada “en articulación con la sociedad civil”.

El proyecto para la adhesión al protocolo fue presentado en febrero último por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y contó con el apoyo de 42 diputados, de un total de 60. Entre las nuevos puntos que se incorporan, se señalan: 

  • A partir de los 13 años, “se debe considerar la voluntad (de la adolescente) al momento de dar intervención a los organismos de protección”.
  • Por su parte, las niñas menores de 13 años “podrán brindar su consentimiento con el acompañamiento de sus progenitores, representantes legales, personas que ejerzan formal o informalmente roles de cuidado”.
  • En el caso de los embarazos que fueran producto de una violación, para acceder a la ILE “no hace falta hacer denuncia penal", ya que alcanza con una declaración jurada, lo que se también incluye a las adolescentes de entre 13 y 16 años, a partir de reconocimineot de "autonomía" por parte del Código Civil de la Nación, reformado en 2015.
Twitter

Entre los legisladores que acompañaron la iniciativa se enumeraron representantes de casi todos los bloques presentes en la Legislatura: Vamos Juntos (VJ), Frente de todos (FdT), UCR-Evolución, Frente de Izquierda, Autodeterminación y Libertad, GEN y el Partido Socialista.

Ofelia Fernández del Frente de Todos, celebró la aprobación conseguida este jueves: "No caminamos para atrás, la ILE ya es derecho y tiene que ser realidad", indicó en redes sociales. 

De esta forma, el protocolo nacional al que adhirió la Ciudad fue repuesto por el Ministerio de Salud en diciembre de 2019. Basado en las causales previstas por el Código Penal argentino desde 1921, y confirmado por la Corte Suprema de Justicia en 2012, logró restituirse tras haber sido derogado durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri. 

Actualmente, las provincias de San Juan, Formosa, Tucumán, Santiago del Estero y Corrientes no cuentan con protocolo propio ni adhesión al ILE nacional, según un relevamiento de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.