El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, anunció que desde el próximo lunes 4 de mayo será "obligatorio" el uso de tapabocas en toda la ciudad de Buenos Aires, con excepción de quien por razones médicas no deba hacerlo, y enfatizó en que la medida también incluye a quienes circulen en vehículos particulares con dos o más personas.

El funcionario dio a conocer la nueva ogligatoriedad en una conferencia de prensa en la estación Constitución, y destacó que lo hacen a partir de que "se ha descubierto que dos de cada tres personas son asintomáticas, de esta forma se puede evitar la propagación del virus".

"Los argentinos hemos hecho un esfuerzo muy grande para aplanar la curva y debemos seguir y no descuidarnos, seguir avanzando en el cuidado y en las medidas preventivas, por eso el lunes será obligatorio el uso (de tapabocas) en toda la Ciudad", destacó. 

En relación al número de cotagios,  Santilli aseguró que "la curva se está comportando erráticamente; tuvimos cinco días de crecimiento, después tres días de volver al valle. La curva por momento sube y otros no, hay más casos pero siempre está debajo de la curva que no satura, ni genera problemas en el sistema de salud, tanto público como privado".