Después del revés ante la declaración de inconstitucional por parte del juez Lisandro Fastman a la limitación de circulación con previa autorización para mayores de 70 años, el gobierno Porteño acatará el fallo, y anticipó que mantendrá la línea de asistencia.    

La resolución del juzgado en lo Contencioso Admistrativo y Tributario se dio a las últimas horas del lunes después de una medida cautelar solicitada por un ciudadano del Gran Buenos Aires que aseguro ver "afectados sus derechos para circular por la Ciudad".

Entre los argumentos del fallo, Fastman destacó que si bien hay "buenas intenciones" en la resolución del gobierno porteño, ello implica "una discriminación en razón de la edad, que vulnera los derechos y las garantías del grupo etario al cual se encuentra destinada", ya que dispone "imponer una exigencia mayor y distintiva del resto de la población".

La iniciativa había sido el blanco de múltiples críticas después de su lanzamiento el viernes pasado. El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, calificó a la prohibición de "muy mal gusto, de muy mal tino", en tanto que resaltó que el adulto mayor "no son suicidas" sino que son los que "no viola la cuarentena".