La Corte Suprema de Justicia habilitó este jueves el funcionamiento de los juzgados federales de tres ciudades del interior del país, en el marco de las flexibilizaciones que se adoptan en las jurisdicciones, y bajo la aplicación de protocolos sanitarios. 

A través de la acordada 26 publicada en el Boletín Oficial, se da el visto bueno para el regreso de las actividades de los despachos judiciales 1 y 2 de Rawson; la Cámara Federal de Apelaciones y la totalidad de Posadas, y el juzgado federal de San Ramón Orán, en Salta.

"La implementación de la medida que se resuelve, exige de las respectivas autoridades que ejercen la superintendencia, que adopten las acciones tendientes a adecuar su actuación y la de los tribunales bajo su dependencia, a las particulares circunstancias de su circunscripción territorial", indica el texto oficial. 

En el mismo sentido, la Corte Suprema excluye de las habilitaciones a las cámaras, por lo que cada una de ellas dispondrá lo que estime pertinente respecto del tratamiento, mantiene las licencias excepcionales a favor de los magistrados, funcionarios y empleados que integren los grupos de riesgo.

La acordada 26 lleva la firma de Carlos Fernando Rosenkrantz - Elena I. Highton de Nolasco - Ricardo Luis Lorenzetti - Juan Carlos Maqueda - Horacio Daniel Rosatti – Héctor Daniel Marchi