La Justicia penal porteña impuso ayer, por primera vez en Argentina, la prohibición de salida del país a propietarios de portales de apuestas online por haber operado de forma clandestina, de acuerdo con la reforma del Código Penal que tipificó este ilícito como un delito federal.

La medida, que recayó sobre los propietarios de los sitios Miljugadas.com, se aplica por primera vez en base a la modificación artículo 301 del Código Penal, que hizo que el juego clandestino dejara de ser una contravención para ser un delito federal, en diciembre de 2016.

"Que las apuestas ilegales ya no sean una conducta de menor cuantía sino un delito federal permite imponer penas de hasta seis años de prisión. También da herramientas para investigar este delito en todo el país", dijo a Télam el fiscal de Cámara Martín Lapadú, a cargo de esta investigación.

"La dificultad para avanzar en causas de este tipo es que, a medida que se pide el bloqueo de una páginas, los organizadores crean páginas nuevas para eludir las resoluciones de la justicia", indicó Lapadú.