La empresa de tecnología aeroespacial SpaceX, del multimillonario Elon Musk, ganó el concurso para firmar un contrato con la NASA por casi 3.000 millones de dólares para construir un nuevo módulo de aterrizaje lunar

SpaceX venció a otras dos empresas competidoras, Blue Origin, del empresario Jeff Bezos, y Dynetics y se erigió como la única compañía contratada.

La primicia fue informada por el diario estadounidense The Washington Post, propiedad del propio Bezos.

En 2020, la NASA le había otorgado a las tres empresas contratos por un total de 967 millones de dólares para trabajar en el desarrollo del módulo lunar, pero esa vez SpaceX resultó la menos favorecida, ya que recibió una concesión por 135 millones de dólares, contra los 253 millones de Dynetics y los 579 millones de Blue Origin.

La agencia espacial del gobierno estadounidense también sorprendió al otorgar a SpaceX el monto total a asignar, ya que se esperaba que eligiera a dos de las tres empresas.

En mayo del año pasado, la NASA realizó el primer vuelo tripulado impulsado por cohetes de SpaceX, que llevó a dos astronautas a la Estación Espacial Internacional y marcó un hito en la historia aeroespacial al ser la primera misión de ese tipo de colaboración público-privada y abrir las puertas a la era comercial de exploración del espacio.

El programa de la NASA para que el hombre vuelva a la Luna

El contrato que la NASA firmó con SpaceX se da en el marco del programa Human Landing System, a su vez parte de la misión Artemis, con la que la agencia espacial de los Estados Unidos pretende llevar astronautas a la Luna en 2024.

Artemis fue anunciada por el ex presidente Donald Trump, y su sucesor, Joe Biden, ya aseguró su continuidad, aunque con algunos cambios.

La llegada del presidente demócrata a la Casa Blanca significó un recorte en el presupuesto de la misión Artemis. Mientras que la NASA esperaba recibir 3.200 millones de dólares de financiación, el Congreso le otorgó finalmente 850 millones, en el marco de un reajuste de partidas por la pandemia de coronavirus.

Esto puede llevar a que la misión de regreso a la Luna se posponga para 2025 o 2026.

La última vez que un humano pisó la Luna fue en 1972, bajo el programa estadounidense Apolo. En total, Estados Unidos realizó seis alunizajes de astronautas, el primero en 1969.