La NASA anunció que el lanzamientoo del telescopio espacial James Webb no comenzará a realizar observaciones este año, debido a que la Agencia Espacial Europea (ESA) decidió retrasar su lanzamiento hasta diciembre. El proyecto comenzó en 1996 y confían en que el telescopio tenga la capacidad de detectar cualquier galaxia en el universo y mirar hacia el pasado.

¿Cómo mirar hacia el pasado?

La capacidad para mirar el pasado está basada en el hecho de que incluso la luz tiene un límite de velocidad y viaja a 300.000 km/s. Así, debido al tiempo que tarda en recorrer el espacio, cuanto más lejos está un objeto más atrás se ve en el tiempo.

Por ejemplo, como la luz del Sol tarda ocho minutos en llegar a la Tierra, en realidad los que se ve en la Tierra es al Sol como era hace ocho minutos. La imagen de una estrella que está a mil millones de años luz distancia, en tanto, tarda mil millones de años en llegar a la tierra y, por lo tanto, lo que se ve es cómo era esa estrella hace mil millones de años.

La NASA retrasa el lanzamiento del telescopio 

Las dos agencias hablaron del asunto y mencionaron que el lanzamiento se postergó al 18 de diciembre, más de seis semanas después de su fecha de despegue previamente establecida. El proyecto fue acumulando aumentos constantes en el presupuesto y el cronograma desde que comenzó el desarrollo en la década de 1990.

Por su parte,el director de ciencia de la ESA, Günther Hasinger, dijo en un comunicado que "ahora sabemos el día en el que miles de personas han estado trabajando durante muchos años, y que millones en todo el mundo esperan con ansias". "Webb y su vehículo de lanzamiento Ariane 5 están listos, gracias al excelente trabajo de todos los socios de la misión. Esperamos ver los preparativos finales para el lanzamiento en el puerto espacial de Europa", añadió. 

NASA: telescopio 

El lanzamiento más reciente del observatorio se realizó el 31 de octubre, pero se había sugerido durante mucho tiempo que el telescopio, también conocido como JWST, no cumpliría ese horario. En junio, Thomas Zurbuchen, quien se desempeña como administrador asociado de ciencia de la NASA, acentuó en que el cronograma para el lanzamiento parecía estar complicado. 

El cohete Ariane 5 realizó su primer vuelo en casi un año el 30 de julio; Arianespace, que construye el cohete, había colocado el lanzador en la banca después de que dos vuelos de 2020 tuvieron éxito, pero experimentaron anomalías en el cono de la nariz. El cohete tiene otro vuelo preparatorio que realizar a finales de este mes antes de que esté claro el lanzamiento del nuevo observatorio.

"Webb es una misión ejemplar que representa el epítome de la perseverancia", dijo Gregory L. Robinson, director del programa de Webb en la NASA, en un comunicado oficial de la agencia. 

Telescopio JamesWebb

La NASA informó que una vez que se realice el lanzamiento del telescopio espacial James Webb, la nave espacial pasará aproximadamente un mes recorriendo las 930.000 millas (1,5 millones de kilómetros) hasta su destino, el segundo punto de Lagrange (L2).

Aquí, el observatorio puede disfrutar de una órbita de "lugar de estacionamiento" relativamente estable en el lado opuesto de la Tierra al sol. La ubicación es crucial para el telescopio, que debe permanecer bien protegido del calor que interferiría con las capacidades infrarrojas del observatorio.

Luego de transcurridos dos o tres meses, los profesionales procederán a encender los instrumentos del telescopio, y la ciencia típica no comenzará hasta aproximadamente seis meses después del lanzamiento, según la ESA.