Alrededor de medio billón de personas en todo el mundo viven con herpes genital, y varios miles de millones tienen una infección de herpes oral, por lo que piden la concientizar y ampliar los servicios para prevenirlos y tratarlos, informó la Organización Mundial de la Salud ( OMS).

Según datos de 2016, el último año en el que hay datos disponibles, alrededor del 13 por ciento de la población mundial de entre 15 y 49 años padecía un herpes simple tipo 2 (HSV-2), el cual se transmite casi exclusivamente por vía sexual, causando herpes genital. La infección puede provocar llagas genitales recurrentes, a menudo dolorosas, en hasta un tercio de las personas infectadas.

Asimismo, el virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1), que en 2016 se calculó que padecía el 67 por ciento de la población mundial de 0 a 49 años, se transmite principalmente por contacto oral, lo que a veces provoca úlceras dolorosas en o alrededor de la boca ("herpes labial"). Sin embargo, HSV-1 también se puede transmitir al área genital a través del sexo oral, causando herpes genital.

"El herpes genital es un problema de salud importante en todo el mundo: más allá del dolor potencial y la incomodidad que sufren las personas que viven con la infección, las consecuencias sociales asociadas pueden tener un profundo efecto en la salud sexual y reproductiva", dijo el director del Departamento de Asuntos Sexuales y Salud reproductiva e investigación en la Organización Mundial de la Salud ( OMS), Ian Askew.

Asimismo, las personas con infección por HSV-2 tienen al menos tres veces más probabilidades de infectarse con el VIH, si se exponen. Por lo tanto, a juicio del organismo de Naciones Unidas, HSV-2 probablemente juega un papel sustancial en la propagación del VIH a nivel mundial.

De hecho, se sabe que las mujeres son más susceptibles al VHS-2 y al VIH, siendo las mujeres que viven en la Región de África de la OMS las que tienen la mayor prevalencia de HSV-2 y exposición al VIH, lo que las pone en mayor riesgo de infección por VIH.

No hay cura para la infección

Por otra parte, la OMS recordó que no hay cura para el herpes, si bien explicó que los medicamentos antivirales, como el aciclovir, el famciclovir y el valaciclovir, pueden ayudar a reducir la gravedad y la frecuencia de los síntomas, pero no pueden curar la infección.

Por ello, destacó la importancia de que haya una mayor conciencia, un mejor acceso a medicamentos antivirales y mayores esfuerzos de prevención del VIH para las personas con síntomas genitales de VHS en todo el mundo. Además, subrayó la necesidad de desarrollar mejores intervenciones de tratamiento y prevención, particularmente las vacunas contra el VHS.

"Una vacuna contra la infección por HSV no solo ayudaría a promover y proteger la salud y el bienestar de millones de personas, particularmente mujeres, en todo el mundo, sino que también podría tener un impacto en la disminución de la propagación del VIH, si se desarrolla y se brinda junto con otros Estrategias de prevención del VIH ", enfatizó la directora del Departamento de Programas Globales de VIH, Hepatitis e ITS de la OMS, Meg Doherty.