La Organización Mundial de la Salud ( OMS) reiteró la necesidad de mantener abiertas las escuelas durante la pandemia de coronavirus (Covid-19) considerando que se pueden evitar los aglomeramientos aumentando medidas de protección. 

El director para Europa de la OMS, Hans Kluge, sostuvo que se debe "asegurar la enseñanza para nuestros hijos”, al manifestar que los niños y adolescentes no son los principales impulsores del contagio y que el cierre de las escuelas no es efectivo.

Al mismo tiempo, celebró haber mantenido la mayoria de las escuelas abiertas en Europa durante casi 100 días ya que el cierre de los establecimientos podría afectar además a la salud mental de los jóvenes.

Kluge consideró que los confinamientos son “una medida de último recurso” y que provocan muchos efectos secundarios, como daños a la salud mental o aumento de la violencia de género, y que si el uso de las mascarillas y barbijos supera el 95% entre las personas, no serían necesarios, según publicó la agencia de noticias EFE.

Aunque Kluge estimó que además del uso de barbijos, se debe completar la protección con otras medidas cuando su uso es menor al 60% al sostener que  “es difícil evitar los confinamientos”.

Escuelas abiertas y barbijos

Los dos mensajes centrales de Kluge son: la defensa de las escuelas y del uso de barbijos para evitar los confinamientos. Al mismo tiempo, calificó "gran esperanza en la lucha contra el virus” sobre los avances diarios de la vacuna contra el coronavirus.