La Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunció en contra del tratamiento de donación de plasma de parte de convalecientes a enfermos de Covid-19, ya que los estudios determinaron que no disminuye el uso del respirador ni aumenta las probabilidades de sobrevivir

Este martes se dió a conocer que un grupo selecto del organismo internacional se dedicó a llevar a cabo 16 estudios, en los que participaron 16.236 pacientes con la enfermedad en sus distintos estadíos, ya fuera leve, grave o crítico. De esta manera, publicarán las conclusiones respecto a la investigación en la revista de salud global “BMJ”. 

Gracias al estudio se determinó que, además de no tener ningún efecto importante sobre los afectados por el coronavirus, la transfusión de plasma sanguíneo de un recuperado hacia quienes aún se encuentran transitando la enfermedad también es un proceso muy costoso y difícil de administrar

El estudio también señaló varios problemas en el tratamiento, como la necesidad de identificar y hacer pruebas a los donantes y las dificultades para la obtención, almacenamiento y utilización del plasma, lo que representa limitaciones adicionales para que se trate de un tratamiento viable.

De esta manera, la Organización Mundial de la Salud sólo aconseja como caso excepcional el el tratamiento con plasma en el marco de un ensayo controlado y aleatorio.

Las recomendaciones sobre uso de plasma se suman a observaciones anteriores con respecto al uso combinado de los fármacos casirivimab e imdevimab y de corticosteroides a pacientes graves de Covid-19. En cambio, la OMS rechaza el uso de la ivermectina y la hidroxicloroquina.