Argentina superó los 500.000 infectados por Covid-19, y la provincia de Buenos Aires lidera entre los distritos con mayor cantidad. Desde marzo reportó 303.988 positivos. Con el "botón rojo" como medida en constancia, el jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, aseguró que "lo más correcto sería una restricción de al menos 15 días".

"Necesitamos conseguir un consenso para restringir un poco más la circulación, porque eso de los bares no va. Hay ciertas fuerzas políticas y sociales que presionan para que continúen las habilitaciones. Entonces, si no contamos con un consenso político y social, será difícil plantear una medida efectiva para cortar la circulación del virus", señaló el funcionario en diálogo con el Destape Radio. 

Para García "la situación en el Conurbano es preocupante" y alertó que "están comenzando a aumentar los casos en algunos municipios del interior".

Además, remarcó que la flexibilización de actividades y de la circulación "no ayuda, sino que aumenta los contagios" por lo que es necesaria "una restricción de al menos 15 días".

Con la fecha límite el próximo 20 de septiembre, la etapa de aislamiento social ya muestra signos de alerta en varios puntos urbanos. Los profesionales sanitarios de Mar del Plata advirtieron que "no hay lugar y no sabemos cómo vamos a seguir”

"El virus nos está poniendo de rodillas. Las clínicas no están al borde del colapso sino que ya están colapsadas”, detalló Osvaldo Elefante, médico especialista en Terapia Intensiva del Higa y la Clínica 25 de Mayo de la ciudad balnearia. 

En la misma línea, García profundizó las diferencias entre la estrategia desplegada al otro lado de la General Paz: "Mientras el gobernador bonaerense (Axel Kicillof) lleva propuestas para restringir, el jefe de gobierno porteño (Horacio Rodríguez Larreta) busca más habilitaciones", sentenció.

Así, el funcionario consideró que si se acataran todos los planteos de la Provincia en la Ciudad, "estaríamos en una situación de plena normalidad, sin ninguna restricción".