A horas del anuncio oficial de una nueva etapa de la cuarentena por coronavirus en el país, el ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, aseguró que los últimos reportes de situación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), le permite al G"estar más tranquilos". 

"El sistema sanitario está resistiendo, pero el estrés se trasladó a los trabajadores de salud, principalmente en aquellos que están en la primera línea", subrayó el funcionario bonaerense.

En diálogo con Radio con Vos, Gollán indicó que "el 21% de casos son en el interior de la Provincia", en tanto que descartó una apertura como la que encaró la Ciudad de Buenos Aires, y coincidió con las autoridades porteñas en preservar las inhabilitaciones a espacios cerrados: "Las actividades en lugares cerrados por ahora no las vemos conducente".

"Hay cosas que va a poder hacer la Ciudad, pero los partidos del primer cordón deberán esperar porque venimos dos semanas atrás", enfatizó. 

En relación al nivel de ocupación de camas de terapia intensiva en el Conurbano, el titular de la cartera sanitaria puntualizó que de acuerdo al último relevamiento, el total asciende al 66%, lo que "marca un descenso" y una "menor tensión de demanda"; es decir que "el sistema está resistiendo", sin embargo pidió "no tirar mucho de la cuerda para preservar la salud de los trabajadores". 

"Sigo siendo muy optimista de que el sistema va a poder resistir, ahora estamos en una situación que cambio para bien e incluso creo que esta semana vamos a tener un saldo de menor ocupación", adelantó Gollán. 

El ministro también dejó la puerta abierta para que se active una estrategia de traslado de pacientes del interior bonaerense hacia centro de salud del Amba ante un eventual colapso, y destacó la "situación preocupante" que atraviesa el partido de General Pueyrredón, que ya contabiliza 8.666 casos y 137 muertes por la pandemia.