La mayor presencia de la bicicleta y el ciclomotor para evitar las aglomeraciones en el transporte público es uno de los cambios de hábitos que dejará la pandemia de coronavirus en las ciudades del país que ya registran mayores ventas de esos rodados y propuestas de sumar kilómetros de ciclovías. 

Hoy se celebra el Día Mundial de la Bicicleta, jornada fijada por la ONU para potenciar el uso de este transporte como un modo de lucha contra el cambio climático, la congestión del tráfico y la contaminación.  

El secretario de Espacios Públicos de La Plata, José Etchart, anticipó a Télam que se está adecuando la ciudad "empleando diversas medidas de prevención y concientización que ayuden a evitar la propagación del coronavirus". El plan contempla la demarcación en calles del microcentro de la ciudad, para propiciar la circulación de bicicletas sobre los carriles derechos.

Desde Bahía Blanca, el secretario de Movilidad Urbana y Espacios Públicos local, Tomás Marisco, dijo a Télam que "el transporte público bajó su cantidad de pasajeros, que utilizan más la bicicleta", cuyo uso creció en un 30 por ciento. 

Por su parte, Rosario cuenta con un servicio público de bicicletas denominado "Mi Bici Tu Bici" que volvió a ser habilitado el 21 de abril, según dijo el intendente, Pablo Javkin, para "descomprimir el traslado de las personas en el sistema de transporte público de pasajeros". 

En San Luis, desde que comenzó a flexibilizarse la cuarentena, el gobierno recomendó usar la bicicleta como alternativa para ir al trabajo. "Aumentó la consulta y reparación de varias bicicletas que no se encontraban en uso, la venta de accesorios y elementos de seguridad" expresó, Claudio Quiroga, dueño de una bicicletería.