Los ensayos para aplicar la donación de plasma de personas recuperadas de coronavirus al tratamiento de pacientes infectados ya se realizan en las provincias de Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Jujuy, Río Negro, San Juan, Corrientes y Córdoba mientras que San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén y Santa Cruz ya preparan las logísticas para implementar las donaciones.

La directora del Instituto de Hemoterapia de la provincia de Buenos Aires, Nora Etchenique, aseguró que cada donación de plasma que hacen los pacientes recuperados de coronavirus "podrían salvar hasta cuatro personas" enfermas. Si bien no reduce el daño ya provocado por el virus, lo que hace es "detener la viremia, la replicación del virus".

En la capital bonaerense, la extracción y procesamiento está a cargo del Instituto Provincial de Hemoterapia, con sede en La Plata, y 26 de un total de 29 pacientes con coronavirus evolucionan favorablemente gracias al plasma donado por personas recuperadas. Por eso, desde el Ministerio de Salud bonaerense insisten en que quienes se recuperaron se comuniquen con la línea gratuita para donar sangre.

En el marco del Ensayo Clínico Nacional, que busca evaluar la seguridad y eficacia del plasma de pacientes recuperados en el tratamiento de coronavirus, el miércoles pasado fue la primera experiencia en Santa Fe, en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria y el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de Rosario. Participaron dos donantes anotados en la convocatoria del Ministerio de Salud provincial.

En Corrientes, por su parte, ayer fue dado de alta el primer paciente con diagnóstico positivo de coronavirus que recibió tratamiento de plasma luego de que la investigación de esa terapia se comenzara a realizar en el Banco de Sangre Central de la provincia.

Río Negro entrará en una segunda etapa con otras provincias que han realizado todos los protocolos y empezarán a enviar plasma a Buenos Aires