Este domingo la Argentina vivió un momento histórico, clave en la soberanía espacial nacional: desde Cabo Cañaveral, Florida, fue lanzado el satélite Saocom 1B, uno más de los satélites argentinos que orbitan la Tierra desarrollados por la  Conae y la empresa nacional Invap.

El nuevo satélite se dedicará a brindar imágenes de gran calidad para la gestión de emergencias ambientales del planeta y devolver información fundamental sobre suelos para el desarrollo agrícola.

Luego de tener que postergarlo varias veces por la pandemia y por diferentes condiciones adversas, el lanzamiento fue este domingo a las 20:18 desde el Centro Espacial Kennedy, en Estados Unidos, a bordo de un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, fundada por el magnate estadounidense Elon Musk.

El presidente Alberto Fernández vio el despegue en vivo y dio un mensaje de orgullo por este logro de la ciencia argentina. "Esta es la capacidad de nuestros científicos. Esta ciencia y esta tecnología la han desarrollado científicos argentinos. Somos uno de los diez países del mundo capaces de poner en órbita satélites como los que pusimos hoy", destacó el mandatario.

"Eso nos llena de orgullo. Muchas gracias, de corazón. Felicidades argentinos, hoy somos un poco mejores que antes", remarcó en un video el jefe de Estado.

La historia de Saocom

Por otro lado, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales ( Conae), el organismo estatal a cargo de planificar las misiones satelitales, elaboró junto a Presidencia de la Nación un video en el que cuenta la historia de Saocom.

"Cuando inicia Conae lo que se plantea es redactar un plan espacial. El objetivo fundamental es generar información para la sociedad, pero esa información tiene que ser de apoyo productivo y económico", explicó Laura Frulla, gerenta de Observaciones de la Tierra de la Conae. Por eso, se inició la "línea de radar" con la misión Saocom.

El satélite lanzado ayer, Saocom 1B, así como su par idéntico, el 1A, fueron creados por requerimientos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y del Instituto Nacional del Agua (INA). "Se necesitaba apoyo a la agricultura, a la hidrología y a las emergencias", como "erupciones volcánicas, terremotos" y, "obviamente, inundaciones", describió la funcionaria.

De esta forma fue que se decidió crear estos satélites, que brindarán, entre otras cosas, "el mapa de humedad del suelo", que "es el ABC para la agricultura".

La emoción de los científicos del Conae y de Invap es enorme: para ellos, es como "un pequeño hijo". Incluso, la jefa del proyecto, Josefina Perés, contó que su propio padre fue parte de los "orígenes" del Saocom -que comenzó a ser pensado hace 26 años en el plan estratégico de la Conae-, y sin que él lo sepa, ya que falleció, ahora ella lo está lanzando.

Saocom: construcción colectiva e industria nacional

La misión Saocom incluye la puesta en órbita de los satélites Saocom 1A y 1B, que son idénticos, y al ser dos permiten obtener imagenes de gran calidad de la superficie terrestre monitoreada.

Sus objetivos son obtener mapas de humedad del suelo, para aplicaciones en agricultura e hidrología, y a su vez información de utilidad para el mapeo de la topografía terrestre y para la detección de desplazamientos del terreno, informa en su sitio web Invap, que desarrolló los satélites nacionales, que se suman a otros como los Arsat. Se trata de una empresa de alta tecnología, creada en 1976 por un convenio entre el gobierno de la provincia de Río Negro y la  Conae.

Los Saocom, que forman parte del Plan Espacial Nacional, son parte de "uno de los proyectos tecnológicos más desafiantes que se ha desarrollado en el país", indica Invap, e integra un plan donde el trabajo colectivo y nacional es fundamental. Invap es el contratista principal para el diseño, fabricación, integración y ensayos de la plataforma principal y la electrónica principal del radar, mientras que la Conae es la responsable del diseño, fabricación, integración de la antena radar y test del instrumento principal, el Radar de Apertura Sintética (SAR por sus siglas en inglés), como así también de la operación y distribución de las imágenes que se generen.

Pero junto a la Conae e Invap hay más de 100 empresas que participaron del proyecto, "tanto de base tecnológica, como convencionales, que junto a numerosas instituciones del sistema de ciencia y tecnología del país, aunaron conocimiento, experiencia y esfuerzos para hacer exitosa esta misión", tales como la Universidad Nacional de La Plata.

Los satélites Saocom integran el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), creado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la ASI para beneficio de la sociedad, la gestión de emergencias y el desarrollo económico, junto con cuatro satélites de la Constelación Italiana COSMO- SkyMed de la Agencia Espacial Italiana (ASI por sus siglas en italiano).