La Línea C del subterráneo porteño permanece cerrada en todo su recorrido hasta el domingo 2 de febrero inclusive, para modernizar el sistema de señales, realizar tareas de potencia y de puesta en valor de la estación Retiro, recordó Subterráneos de Buenos Aires (Sbase).

"Ahora que la Línea C ya cuenta con el cien por ciento de su flota con aire acondicionado, se avanza con el reemplazo del sistema de señales actual, que es mecánico, por uno magnético", detalló la empresa. Los sistemas de señales son los que permiten visualizar la posición de los coches.

Asimismo, Sbase señaló que se avanzará con la obra de puesta en valor de la estación Retiro de esa línea de subterráneo. Además, se implementará del sistema Próximo Tren, que ya funciona en las líneas A, B, D y E, que indica el tiempo restante para la llegada de la siguiente formación al andén".

Durante el periodo de obras, se podrá optar por utilizar la Línea E en Retiro, el Metrobús de 9 de Julio y el del Bajo.