El servicio del ferrocarril Roca quedó paralizado este lunes por una medida de fuerza gremial dispuesta por 24 horas tras la agresión a un maquinista que fue atacado el domingo luego de que una formación arrollara a un niño de 4 años a la altura de la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela.

La protesta de La Fraternidad, sindicato que nuclea a los conductores de tres afectó los servicios urbanos y de larga distancia, según informó Trenes Argentinos a la agencia Télam. En tanto, el sindicato Unión Ferroviaria (UF) repudió "las agresiones recibidas por los compañeros Maximiliano Cánepa y Nahuel Serrano, de la formación de la línea Roca".

La Fraternidad dispuso el paro luego de que ayer un grupo de personas agrediera a golpes a los trabajadores. El hecho ocurrió cerca de las 14 del domingo en Bosques, cuando "el niño cruzó intempestivamente las vías y el conductor no puede reaccionar", según fuentes de la empresa ferroviaria.

"Esa es una zona con cerramientos al costado para que no haya ingresos, pero a veces se abren pasos clandestinos", agregaron.

Tras el accidente, los vecinos comenzaron a protestar atacaron al maquinista con golpes y piedrazos, mientras los pasajeros trataban de evitar la agresión.

La Unión Ferroviaria consignó que "resultan inadmisibles los insultos y agresiones físicas que recibieron ellos y otros compañeros por parte de personas presentes en el lugar, que incluso se alzaron con sus pertenencias".

"Enviamos nuestras sinceras condolencias a familiares y amigos/as de la víctima, ante esta tragedia, ajena por completo a la responsabilidad de los compañeros y reclamamos medidas de seguridad para evitar que hechos de este tipo se repitan".