La poeta, ensayista y traductora nicaragüense Claribel Alegría recibió a sus 93 años, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y, en su discurso, ofreció un alegato a favor de las mujeres que durante años lucharon contra el machismo imperante en América Latina.

Autora de una obra traducida a 14 idiomas, la poeta aseguró sentirse “emocionadísima” por la distinción que corona una trayectoria literaria de siete dé- cadas en la que, según sus palabras, siempre escribió “bajo la espuela de la obsesión”.

En su discurso, la autora apuntó: “Nací y crecí en una sociedad agresivamente machista”, sostuvo ante de recoerdr que la mujer campesina o proletaria del subcontinente nunca tuvo otra opción que la de convertirse “en esclava de su marido y sus hijos”.

Y subrayó que el machismo en Centroamérica “ha tenido que admitir lentamente y de mala gana” que una mujer pudiera acceder a puestos de trabajo como los del hombre y, también, a ser reconocidas en el ámbito de las letras.

Prolífica escritora, entre sus muchos libros figuran “Anillo de silencio”, “Suite”, “Vigilias”, “Acuario”, “Tres cuentos”, “Huésped de mi tiempo”, “Vía única” y “Aprendizaje”. El premio está dotado con 42.100 euros.