El coronavirus en Argentina ya acumula un total de 57.744 casos confirmados y 1.217 muertes, lo que da una tasa de letalidad para la enfermedad de 2,1%, uno de sus puntos más bajos hasta ahora.

Al momento, 523 personas con Covid-19 permanecen internadas en unidades de cuidados intensivos, en un contexto en el que está ocupado el 49,5% de las camas de terapia existentes en todo el país. Este porcentaje asciende a 52,2% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

"Vamos a estar trabajando fuertemente desde el 1 de julio para disminuir la circulación de las personas, minimizar y enlentecer la transmisión" para que dentro de dos a tres semanas todavía haya "una disponibilidad de camas suficientes para que el sistema de salud pueda dar respuesta siempre", informó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

De los 2.401 casos confirmados ayer, casi 95% corresponden al AMBA y 2,1% a Chaco. Respecto a las 523 personas que están en terapia intensiva con coronavirus, 92,5% están internadas en Capital Federal y provincia de Buenos Aires.

En línea con lo planteado por el gobernador Axel Kicillof durante el anuncio de la nueva etapa de la cuarentena en AMBA el viernes, Vizzotti remarcó que "las medidas que se toman hoy se van a ver en, por lo menos, dos semanas".

"Una persona que se infecta hoy puede tener un período de incubación de entre dos y 14 días. Lo más habitual es en siete días. Una vez que inician los síntomas, si presenta alguna complicación también suele suceder alrededor del séptimo día, y la estadía en terapia también es variada, por lo que las infecciones que prevengamos hoy las vamos a dejar de ver en terapia intensiva entre 14 y 20 días próximos", explicó la funcionaria.

Sobre esto, reiteró que "ese es el motivo por el cual las decisiones las tomamos en este momento, para que siempre puedan ser oportunas y tener un impacto positivo en el objetivo que buscamos".

Por su parte, 20.134 personas ya se recuperaron y recibieron el alta médica, es decir que 34,9% de las personas afectadas lograron superar la enfermedad.

Vizzotti destacó que el esfuerzo que realiza todo el país para sostener las medidas de aislamiento y distanciamiento social con el objetivo de minimizar la transmisión del virus "tiene sus frutos": "Argentina está dentro de los tres países de América con menor incidencia, con menos casos cada 100 mil habitantes y con menor mortalidad, junto con Paraguay y Uruguay", resaltó.

"Es muy importante que siempre tengamos en perspectiva ese objetivo que nos trazamos al principio del aislamiento social preventivo y obligatorio, para un virus que es pandémico, en una situación inédita a nivel mundial, para una situación en la que no hay una vacuna que lo prevenga ni un tratamiento efectivo", recordó.

En este sentido, enfatizó que "hasta ahora, tanto en Argentina como en el mundo, la distancia física ha sido la única que ha generado el impacto, por eso volvemos a trabajar fuertemente en esto".