Este verano 2022 la provincia de Buenos Aires recibió a 16 millones de argentinos que eligieron sus destinos turísticos para vacacionar durante la temporada alta, convirtiéndose en la mejor de los últimos 10 años. En medio de la pandemia y la variante Ómicron que surgió a fines del año pasado, la gente decidió descansar tomando recaudos y respetando los protocolos. 

Según el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación tecnológica bonaerense, un relevamiento estimó que los resultados de este verano implican un 19,5% más de turistas en comparación a las demás temporadas altas de los últimos cinco años. En ese sentido, la capacidad hotelera de distintas localidades superó el 96% del total en todo el verano.

Mar de las Pampas, Monte Hermoso, Cariló, Valeria del Mar, Mar Azul, Costa del Este, Mar del Tuyú, Aguas Verdes, Santa Clara del Mar y Las Gaviotas fueron algunos de los destinos turísticos que están dentro de ese porcentaje.

Además, en el mes de diciembre la provincia de Buenos Aires registró el nivel más alto de estadías desde el 2007 con un total de 753.873 de pernoctaciones, según datos expedidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec).

Por otro lado, la localidad de Villa Gesell fue protagonista de una temporada alta histórica, superando a más de dos millones de turistas en todo el verano. El partido de la Costa también obtuvo excelentes resultados, teniendo el mejor diciembre de la última década y Pinamar tuvo una ocupación récord de su capacidad hotelera desde el 2005.

Plan PreViaje II

A principios de mes el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, ya había adelantado que la temporada alta fue "de las mejores en los últimos 20 años" luego de los feriados de Carnaval que mostraron ocupación casi plena en las principales ciudades del país.

El funcionario del gobierno de Alberto Fernández se lo atribuyó a la segunda edición del Programa PreViaje, que permitió que millones de argentinos puedan planificar sus vacaciones a cualquier lugar del país con el beneficio del reintegro del 50% de los gastos en pasajes de micro, tren o avión y las reservas hoteleras. 

"Estamos concluyendo una temporada de verano récord, de las mejores de los últimos 20 años, con más de 32 millones de personas disfrutando los destinos de nuestro país. Es una gran noticia porque nos demuestra no solo que el turismo se está recuperando, sino que está creciendo exponencialmente", afirmó Lammens en su momento.