La tempestad generada por el Coronavirus, además de catástrofe, trajo también vientos de cambio en algunos sectores, acelerando tendencias que se venían dando. La banca es una de ellas y los expertos ya empiezan a pronosticar como será la atención y el vínculo con los clientes cuando pase la pandemia. 

El sector bancario se enfrenta a su mayor desafío: digitalizarse por completo. Así lo señala un informe de GlobalLogic Latam, empresa de soluciones digitales. Diez años atrás, los usuarios todavía tenían que hacer largas filas en los bancos, hoy el panorama cambió completamente. El avance del mundo techie ha redefinido la forma de relacionarse con estas entidades. "Los bancos necesitan entender que la constante evolución de sus sistemas es absolutamente central para seguir siendo competitivos. La existencia de decenas de Apps que proponen nuevas formas de interacción, nuevos productos y nuevas experiencias de uso genera inmediatamente una demanda por parte de los usuarios hacia su banco: esperan que su banco sea igual de bueno que las otras Apps. Para enfrentar ese desafío, tienen que considerarse tres aspectos: cultural, tecnológico y metodológico" comenta Juan Bello, Business Head de la firma.

Este año saltamos de un 40% de los argentinos operando su dinero en forma digital a un escenario en donde la casi totalidad de las personas que tienen una tarjeta de débito operan en forma totalmente digital. Según un estudio de Google y Millward Brown, un 78% de los encuestados interactúa con su banco desde Internet: por cada operación que tiene lugar en una sucursal bancaria, se producen 4 interacciones digitales. Esta tendencia se ve reforzada por la aparición de Bancos Digitales, algunos ofreciendo un modelo básico de bancarización, hasta bancos universales que lanzan sus operaciones sin oficinas físicas.

"El desafío hoy no es sólo poder operar en forma 100% digital sino lograr la generación de valor agregado y una experiencia de usuario competitiva además de lograr la rentabilidad en un escenario con cada vez más competidores, tradicionales y "challengers" agregó Juan Bello.  

La experiencia de usuario pasará de ser masiva y despersonalizada a ser una interacción personalizada, informativa y de calidad.  El uso de plataformas de Inteligencia Artificial que permitan inferir situaciones de negocio a partir del comportamiento de las personas, y su combinación con asistentes voice-based potenciará las relaciones con los clientes y haciendo más efectiva la plataforma comercial.

El informe de GlobalLogic Latam señala entre los beneficios de esta transformación digital:

  • Transacciones más seguras: la banca digital provee seguridad y protección contra amenazas de fraude o robo que no sólo afectan al usuario que realiza la transacción, sino también al banco. Evita delitos que se podrían sufrir con las operaciones físicas.
  •  Productos más accesibles: los canales digitales han facilitado los procedimientos para solicitar y adquirir nuevos productos sin moverse del hogar.
  • Más información sobre los productos: los usuarios en internet encuentran más fácilmente información sobre medios de pago, valores de las transacciones, créditos hasta tasas de interés.
  • Ahorro de tiempo: por la posibilidad de realizar todas las transacciones financieras a través de una computadora, teléfono o Tablet