Con la mayor vacunación de personas en edad de riesgo, los laboratorios fabricantes de las vacunas contra el coronavirus avanzan en sus pruebas para inminuzar a los niños. Tal es el caso de la alianza Pfizer/ BioNTech que demostró que su fármaco tiene una eficacia del 90,7% en niños de 5 a 11 años, según la farmacéutica estadounidense.

Pfizer realizó un seguimiento de 2.268 niños de ese grupo de edad que recibieron dos inyecciones, con tres semanas de diferencia, de un placebo o de la vacuna de baja dosis. Cada dosis era un tercio de la cantidad administrada a los adolescentes y adultos.

Los investigadores calcularon que la vacuna de baja dosis fue casi un 91% efectiva, basándose en 16 casos de Covid en los jóvenes que recibieron el placebo, frente a tres casos entre los niños vacunados

De todos modos, el laboratorio infrmó que "no se registraron enfermedades graves entre ninguno de los chicos", pero que los vacunados "tenían síntomas mucho más leves que sus compañeros no vacunados".

Pfizer: aplicación de la vacuna en  niños de 5 a 11 años

El estudio de Pfizer sobre la inmunidad en los niños más pequeños reveló que las vacunas de baja dosis eran seguras, con efectos secundarios temporales similares o menores a los que experimentan los adolescentes, como dolor en los brazos, fiebre o malestar.

En un principio, este ensayo clínico en los niños de 5 a 11 años no fue diseñado para medir la eficacia contra el virus. En cambio, el objetivo determinar la cantidad de anticuerpos neutralizantes inducidos por la vacuna en los niños en comparación con la respuesta de los receptores en adultos.

El fármaco está aprobado en países como Estados Unidos o la Argetina para su aplicación en adolescentes de 12 a 17 años de edad, mientras que la FDA recomienda su uso a partit de los 16 años. 

Por lo tanto, está previsto que los asesores externos de la FDA se reúnan el martes próximo para votar si recomiendan que la agencia autorice la vacuna para chicos de 5 a 11 años.

Si la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU da el visto bueno, asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendará a la agencia cómo deben administrarse las vacunas que podrían empezar a aplicarse el mes que viene.