El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino ( AFA), Claudio Tapia, declaró que "durante el fin de semana, los y las futbolistas de Primera División se realizarán los testeos para volver a entrenar el lunes 10 de agosto". El 2 de septiembre volverá la Primera Nacional y el 7 de ese mes el resto de las categorías de ascenso.

Tapia aseguró que el Gobierno Nacional autorizó la vuelta a los entrenamientos tras una reunión que mantuvo con el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro de Salud Ginés González García y el ministro de Turismo y Deportes Matías Lammens. El presidente de AFA fue acompañado por el secretario ejecutivo de AFA, Pablo Toviggino, y el presidente de Racing, Víctor Blanco.

“El gobierno tenía muy buena predisposición. Vinimos con una idea de comenzar primero con los equipos que jugaban la Copa Libertadores y que los demás acompañaban la idea, pero nos encontramos con esta gran noticia de que a partir del lunes una vez realizado los testeos vuelvan a entrenar todos”, dijo Chiqui Tapia en la puerta de la Casa Rosada. 

Los entrenamientos iniciales serán de grupos de seis futbolistas, sin contactos entre ellos y con la obligación de movilizarse por su cuenta o por un medio brindado por la institución a la que representan, y posteriormente se irán sumando hasta cumplir los 20 días, cuando ya pueda practicar con contacto físico el grupo completo.

Claudio Tapia confirmó la vuelta de los entrenamientos

La vuelta de los entrenamientos es positiva para al menos cinco clubes que deberán retomar la Copa Libertadores el 17 de septiembre próximo. Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre (que está en segunda división pero disputa la Libertadores por ganar la Copa Argentina) deberán trabajar bajo concepto y protocolo de "burbuja sanitaria".

Asimismo, los clubes del fútbol argentino participantes en la Libertadores aguardarán por la reunión de este jueves que llevará a cabo el Consejo del Fútbol de la Conmebol, en la que se estudiará la posible postergación de la doble fecha de Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022 programada para octubre (jueves 8 y martes 13). Si eso sucede, quedarían libres esas dos semanas de fecha FIFA y consecuentemente podrían ser utilizadas para continuar la competencia de la Libertadores.

En esa reunión se analizará también que una vez finalizada la fase de grupos, los partidos de octavos de final en adelante se jueguen a un único enfrentamiento, utilizando para ello un sistema similar al de la Champions League, vale decir elegir una ciudad "burbuja", como en aquel caso sucede con Lisboa, y evitar que los planteles sigan circulando por toda Sudamérica.

Esta posibilidad les facilitaría a los representantes argentinos tener un par de semanas más de entrenamientos y con ello llegar a la competencia en mejores condiciones respecto de los equipos sudamericanos con los que deberán competir, que en su mayoría ya están entrenando y, en muchos casos, hasta compitiendo.

La vuelta del torneo local

Lo que quedó pendiente de resolución fue el retorno de la competencia local, que en principio se había barajado para fines de septiembre, mientras que el 27 de octubre es el día designado por la la Conmebol para el comienzo de la Copa Sudamericana.

Y también faltará activarse el fútbol de las categorías menores, ya que desde que se interrumpió la actividad por la pandemia de coronavirus la AFA sostuvo que los ascensos se definirán en cancha. Pero para eso se necesitaba el primer paso, que era el de la vuelta a los entrenamientos, con todos los protocolos sanitarios pertinentes, y ya hay fechas para eso.

Después, su aplicación será responsabilidad de cada club, y en caso de producirse algún contagio en un plantel, lo que se hará será aislar al jugador afectado y testear a quienes lo rodearon. Si están bien, seguirán practicando. Ese será el primer desafío que tendrá que atravesar esta "nueva normalidad" del fútbol argentino.

Los tests serán públicos y realizados “por personal independiente de la entidad, competente y previamente capacitado”; es decir, no estarán a cargo del cuerpo médico de cada club. Es más, señala que “una propuesta correcta de procedimiento” es “realizar el test a todos los futbolistas / árbitros que regresen a la actividad y a aquellos que hayan tenido cualquier tipo de contacto”.