La ciudad de Buenos Aires presentó ayer un sistema de indicadores de género que agrupa información económica, política y sociodemográfica para "encontrar soluciones y construir una verdadera igualdad". "Le damos mucha importancia a construir una verdadera igualdad de género y para poder seguir profundizando los programas de política pública necesitamos datos que visibilicen la situación", dijo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la presentación del sistema, que en su mayor parte cuenta con información relevada por la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad.

El sistema cuenta con el apoyo de la oficina regional de ONU Mujeres, que revisó técnicamente los indicadores, mientras que la información fue organizada bajo el marco teórico propuesto por la División de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas (Cepal).

La información fue agrupada según tres dimensiones que constituyen los "pilares fundamentales para lograr una mayor igualdad de género: autonomía económica, física y para la toma de decisiones".

En cuanto a la primera dimensión, los datos muestran que para la mayoría de las mujeres "los logros sustanciales en educación siguen sin traducirse en la obtención de mejores resultados en el mercado laboral", ya que las mujeres representan el 60% de los graduados universitarios, pero sólo un tercio de la fuerza de trabajo, según el Consejo Interamericano de Comercio y Producción.

Con respecto a la tasa de actividad, la brecha entre varones y mujeres activos en el mercado de trabajo se está reduciendo (72% de varones activos frente a un 58% de mujeres activas), aunque sigue siendo de más de 10 puntos en la Ciudad. La tasa de femicidios en la Ciudad se mantiene entre las más bajas del país, por debajo de la media nacional: en 2016 esta tasa fue de 0,86, mientras que el promedio nacional fue de 1,14.