En el marco del Día del Personal de Casas Particulares, que se conmemora cada 3 de abril,  la oficina argentina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en alianza con la ONG Impacto Digital y con la participación de distintos sindicatos, lanzará la campaña interinstitucional "Es trabajo, no es ayuda" para visibilizar la importancia del trabajo doméstico y fortalecer el diálogo entre las trabajadoras y sus empleadores, mediante información sobre sus derechos y obligaciones en el contexto de la pandemia.

En Argentina hay más de 1.300.000 trabajadoras domésticas, de las cuales más de tres de cada cuatro trabajan en la informalidad. Como trabajadora, estar registrada garantiza el acceso a los beneficios de la Seguridad social, por ejemplo: una futura jubilación, Obra Social, posibilidad de contar con las diversas licencias previstas, entre ellas la de maternidad, cobertura por accidentes de trabajo. 

Afectadas por la pandemia

Las trabajadoras domésticas cumplen un rol sumamente importante para la población: proveen tareas de cuidado de hogares y personas. Sin embargo, son uno de los sectores más afectados por la crisis económica y sanitaria ocasionada por la Covid-19. 

La alta tasa de informalidad, las pocas interacciones que tienen las trabajadoras con otras personas del sector al desempeñar sus tareas en la intimidad de los hogares, la mayor exposición de estas trabajadoras al contagio del virus y el aumento del riesgo a perder su trabajo, debido al impacto de la crisis en los ingresos de sus empleadores, son algunas de las causas detrás de esta situación.

La página web www.estrabajonoesayuda.org, creada en el marco de la campaña, ofrece contenidos informativos sobre los temas más consultados: grupos de riesgo, elementos de protección, ART y cobertura; normativa vigente, cambio de categoría, ajustes salariales y reclamos; despidos, condiciones de trabajo, trabajo registrado y derechos. Además, se realizaron dos videos, uno dirigido a las trabajadoras y otro dirigido a los empleadores (disponibles tanto en la web como en la plataforma YouTube) donde se transmite esta información con rigurosidad y precisión, pero de un modo accesible.