El smartphone de la marca de herramientas CAT, diseñado para trabajadores y profesionales industriales, que puede soportar golpes contra concreto, variaciones extremas de temperatura y que es capaz de detectar la contaminación de la atmósfera de trabajo, presentará su nueva versión en el Mobile World Congress que comienza el lunes en Barcelona, España.

El S61 tiene un monitor del aire que, cada 30 segundos analiza su calidad para emitir una alerta si detecta cualquier tipo de contaminación que pueda afectar la salud de las personas en espacios cerrados. 

Desde el tolueno presente en pegamentos hasta componentes de removedores, todos pueden implicar riesgos para operarios que estén confinados y expuestos a ellos cuando alcanzan niveles como los que detecta el S61. 

"Lo que hace es detectar los componentes orgánicos volátiles en la atmósfera. Si piensas en un carpintero que trabaja en un taller con poca ventilación, el celular monitorea los niveles y envía una alerta cuando se llega a niveles poco saludables” explicó Peter Cunningham, directivo de la empresa que produce el smartphone en diálogo con la BBC.

Los celulares de la marca de herramientas CAT son diseñados para un segmento muy específico de posibles compradores cómo es el de trabajadores de la construcción o profesionales que usan herramientas pesadas en su uso cotidiano, dónde la durabilidad es un factor fundamental a la hora de elegir un equipo. 

En ese sentido, el S61 puede sobrevivir a caídas sobre hormigón desde 1,8 metros de altura y puede aguantar sumergido durante una hora hasta a 3 metros de profundidad.

 

Además de un láser incorporado que permite medir con precisión la distancia entre objetos, el celular tiene una cámara térmica de alta definición llamada “Predator” que captura imágenes con las que se puede medir la temperatura de objetos, fluidos y seres vivos.

Esa cámara es funcional desde los -20ºC hasta los 400ºC y puede detectar desde pérdidas de calor y manchas de humedad hasta circuitos sobrecargados.

El CAT S61 se mostrará al público en el Mobile World Congress de Barcelona y se podrá comprar a partir de marzo a un precio de venta de 899 euros.