La feria CES (Consumer Electronics Show), que se fue posicionando como un evento clave del sector tecnológico, suele regalar un muestrario de los desarrollos más innovadores -y también en algunos casos más bizarros- en los que están trabajando las marcas. Este año no defraudó. De taxis aéreos a mascotas robóticas y humanos artificiales: toda una gama de fantasías techie que prometen cambiar nuestra vida.

La revista GQ elaboró una lista de algunos de los inventos más destacados. "Samsung ha sido uno de los grandes protagonistas de la feria, empezando por sus dos innovadoras televisiones (una sin marcos y una giratoria hasta colocarse en posición vertical). Pero uno de sus proyectos más ambiciosos es Neon, una nueva raza de humanoides", indica. Son algo así como humanos artificiales. Con tecnología de inteligencia emocional artificial, los Neon son capaces de escuchar, entender emociones y reaccionar ante ellas.

Un avance en el que se venía trabajando desde diferentes marcas, no siempre con los mejores resultados, son los equipos plegables. Lenovo presentó su ThinkPad X1 Fold, una laptop cuya pantalla se cierra como un libro.

La almohada que te quita los ronquidos fue uno de los inventos que dieron que hablar en la feria que concluyó el viernes. Se llama Motion Pillow y, con tecnología airbag, hace que dejes de roncar colocando tu cabeza en la posición correcta. El sistema de monitorización detecta la posición de tu cabeza y el sonido relacionado con el ronquido. Cuando roncas, se comunica con la almohada y esta hincha diferentes airbags para conseguir que tu cuello y tu cabeza se alineen.

En el rubro robots domésticos hay varias curiosidades. La empresa Charmin desarrolló tecnología para el baño: el pequeño Rollbot se encargará de traerte papel higiénico siempre que te quedes sin y el SmallSense que mide el dióxido de carbono. Una nota de la CÑÑ describe otras dos presentaciones. Samsung mostró un robot amarillo parecido a una pelota de tenis llamado Ballie, que actúa como asistente personal, te sigue por toda la casa y te ayuda con los quehaceres. Su cámara incorporada puede detectar manchas y pedirle a la aspiradora inteligente que limpie. O, si una persona mayor se cae, dar aviso.

Más polémicos son los robo-gatos. Una startup llamada Elephant Robotics desarrolló un gato mascota robótico llamado MarsCat. El felino biónico puede caminar, estirarse, jugar con juguetes, evitar obstáculos y morderse las uñas. También puede reconocer rostros humanos y conoce 20 comandos. Yukai Engineering presentó un gatito robot sin cabeza destinado a personas que quieren tener una mascota pero no pueden debido a alergias o restricciones en el lugar donde viven.

Otro invento que nos parece pura ciencia ficción pero que se va a hacer de verdad: los SA-1 de Hyundai y Uber. Estos drones gigantes, con espacio para alojar a un piloto y cuatro pasajeros (en el futuro será autónomo), serán los taxis aéreos que tomaremos dentro de unos años. Tienen capacidad para volar hasta a 600 metros de altura.