"¿Qué hay que comprar? Decime y lo hago". "¿Por qué estás haciendo todo eso sola? Me hubieras avisado". "Si vos no me lo decís yo no puedo saberlo, no soy adivino". "Tranquila, yo te ayudo". Con estas frases, una nueva campaña publicitaria condensa una problemática muy común pero que puede pasar desapercibida en la cotidianeidad: las tareas del hogar son realizadas en su gran mayoría por mujeres, mientras que algunos hombres ven su rol en el quehacer doméstico como una "ayuda", en lugar de tomarlo como una carga compartida.

En las últimas horas el video de la publicidad de "Los Ayudadores" se hizo viral, tanto por su mensaje que invita a los varones a repensar su rol en la casa, como por su humor irónico que hace un guiño a la entrañable serie "Los Simuladores".

"Cuando las tareas del hogar desbordan a las mujeres, un grupo de hombres que resuelve todo tipo de problemas aparecerá y las ayudará haciendo lo que mejor saben hacer: simular", sostiene la publicidad al remarcar que la carga mental -es decir, tener que pensar qué cosas hacen falta, tomar decisiones sobre las necesidades de la casa- "la asumen principalmente las mujeres", y les propone a ellos: "Ayudar no alcanza. No esperes a que te lo pida".

Con el objetivo de invitar a los varones a compartir con las mujeres la carga mental que implica pensar, planificar y coordinar las tareas del hogar, la publicidad lanza la campaña #YoMeOcupo. El spot, realizado por Bridge the Gap, una consultora en género, diversidad y comunicación inclusiva, es parte de la Iniciativa Spotlight, la alianza de la Unión Europea y las Naciones Unidas orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Para solucionar este problema, el próximo miércoles darán un taller para varones que quieran hacerse cargo de la carga mental compartida.

La planificación y gestión de los quehaceres domésticos y de cuidado representan una carga asumida mayoritariamente por las mujeres. De hecho, en Argentina ellas se hacen cargo del 65% de las tareas del hogar, mientras que los varones sólo asumen el 35% de esas responsabilidades. Y al menos la mitad de las mujeres admiten estar especialmente sobrecargadas desde que empezó la pandemia del Covid-19. 

Como parte de un avance de la perspectiva de género y el planteo de problemáticas de desigualdad en la publicidad, Bridge the Gap partió de una hipótesis: ¿por qué los varones “ayudan” en una responsabilidad compartida? Esta interrogante fue central para el desarrollo de la campaña sobre la carga mental, el esfuerzo que exige pensar, planificar y coordinar las tareas del hogar y de cuidado que afecta a 3 de cada 4 mujeres.

Con el hashtag #YoMeOcupo en redes sociales, la campaña busca que los varones dejen de percibirse como una persona que ayuda y compartan como iguales la responsabilidad del trabajo doméstico y de cuidado, tomando la iniciativa hacerse cargo.

“Desde que comenzó el aislamiento social, la planificación y gestión de las tareas del hogar generan una gran carga mental que suelen asumir las mujeres.  Durante el confinamiento, con todos los miembros de la familia en casa y el reparto desigual de tareas del hogar esta no cambió sino que, por el contrario, aumentó. Sin embargo, a la hora de consultarle a los varones acerca de su involucramiento en los quehaceres, estos responden que 'ayudan en casa', percibiéndose desde ese rol de manera positiva, sin notar que la responsabilidad es compartida. Además, no solo hacemos foco en la distribución de tareas sino en la carga mental que supone planificar, organizar, distribuir y pensar la gestión de las mismas”, planteó Cintia Gonzalez Oviedo, directora de Bridge The Gap.

La "carga mental", otro factor de desigualdad de género

En Argentina, la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) remarca que, mientras que las mujeres dedican 6,4 horas diarias a las tareas del hogar, los varones sólo lo hacen 3,4 horas. A ello debe sumarse, el 84% de los hogares monoparentales que están a cargo de mujeres y es donde se refuerza aún más esta sobrecarga.

#YoMeOcupo consta de una serie de spots y materiales para redes sociales que apelan a escenas cotidianas abordadas desde el humor. Estos tienen como propósito reflejar cuán naturalizado está en la sociedad que las tareas domésticas y de cuidados sean responsabilidad de las mujeres y asimismo, cómo esas ideas provienen de estereotipos de género que sirven a los varones para evadir su responsabilidad.

Además de los materiales para redes sociales, está prevista la realización de un webinar para brindar herramientas a varones de diferentes ámbitos para alivianar la carga mental. Este estará a cargo de Luciano Fabbri, Doctor en Ciencias Sociales e integrante del Instituto de Masculinidades y Cambio Social, y de Alejandra García, Especialista en Género en Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de Naciones Unidas.

La cita tendrá lugar el miércoles 11 de noviembre a las 17 a través del canal de Youtube de Iniciativa Spotlight Argentina.

La Iniciativa Spotlight es una campaña conjunta de la Unión Europea y las Naciones Unidas orientada a eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. El nombre de la iniciativa —Spotlight, que significa “foco” en inglés— nos recuerda que, a menudo, esta violencia tiene lugar en la oscuridad, se niega o se oculta. Con nuestros esfuerzos, podemos sacarla a la luz pública, convertirla en el centro de atención y tomar medidas para eliminarla. Así podremos hacer realidad la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.