Los bancos vuelvieron a abrir hoy las puertas de todas sus sucursales para atender de manera especifica el pago de los haberes de jubilados y pensionados, así como de personas que cobren planes o programas de ayuda social de la Anses que no cuenten con tarjeta de débito.

Ya desde la madrugada jubilados realizan largas colas en las entidades de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense esperando cobrar, algunos desde la medianoche, sin respetar el distanciamiento social y sin que haya control para evitar que esto suceda. Por el abarrotamiento en las puertas de las sucursales, el Banco Central decidió que este sábado y domingo también se abrirán las puertas de las entidades.

La apertura se extenderá durante el normal horario bancario, de 10 a 15 horas, y será exclusiva para quienes no cuenten con tarjeta por robo o extravío ya que, de lo contrario, deberán retirar el efectivo a través de los cajeros automáticos, según definió el Banco Central a través de la Comunicación "A" 6949.

Cuándo abrirán los bancos

Este viernes en su horario normal de 10 a 15 horas.

A quién atenderán

Atenderán de manera especifica a jubilados y pensionados que deban cobrar sus haberes, así como a personas que cobren planes o programas de ayuda social de la Anses que no cuenten con tarjeta de débito.

Qué hacer si tenés tarjeta de débito

Tenés que seguir operando por canales no presenciales como cajeros automáticos, homebanking o banca móvil, tarjetas de crédito o billeteras electrónicas.

Qué podés hacer por homebanking

Podés efectuar el pago de servicios y tarjetas, transferencias inmediatas, constitución de plazos fijos, verificación de saldos y carga de saldo en teléfonos móviles, entre otros.

¿Los cajeros automáticos cobrarán recargo?

No, quienes operen a través de cajeros automáticos no sufrirán hasta el 30 el cobro de cargos o comisiones por operaciones, sean o no clientes de la entidad financiera.

Pedidos de Anses

"Los bancos reabren exclusivamente para las prestaciones de Anses. Rogamos ir sólo para trámites indispensables”, remarcó el jueves el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Alejandro Vanoli, a través de su cuenta en la red social Twitter.

Vanoli también agradeció al Banco Central, a la Asociación Bancaria y a su secretario general, Sergio Palazzo, “por la sensibilidad para atender a quienes más lo necesitan”.

La reapertura de los bancos se terminó de definir el pasado lunes por la noche, en una reunión en la que participaron Miguel Pesce y Eduardo Hecker, presidentes del Central y el Banco Nación, respectivamente, y Palazzo por el gremio bancario.

Allí se definió que la actividad será -inicialmente- de manera exclusiva para "pagar los beneficios de la seguridad social, además de realizar tareas internas ya previstas y que se venían realizando", atento a la necesidad de la gente que necesitaba contar con el efectivo para hacer frente a sus gastos y la imposibilidad de hacerse con el dinero por otra vía.

El resto de las personas que ya cuenten con tarjeta de débito deberán continuar operando por canales no presenciales como cajeros automáticos, homebanking o banca móvil, tarjetas de crédito o billeteras electrónicas.

Las operaciones habilitadas a través del homebanking, al que se accede desde cualquier dispositivo móvil, son: pago de servicios y tarjetas, transferencias inmediatas, constitución de plazos fijos, verificación de saldos y carga de saldo en teléfonos móviles, entre otros.

Durante los próximos días, y hasta que haya nuevas disposiciones al respecto, las sucursales bancarias admitirán a personas "con las distancias de seguridad previstas en la resolución sanitaria" de modo que "el resto deberá realizar la fila fuera de la entidad bancaria".

"Una vez finalizado el horario de atención al público se orientará las filas hacia los cajeros automáticos, previo una interrupción para cargarlos", apuntó la Asociación Bancaria en un comunicado.

Ante la consulta de Télam por este motivo, desde el BCRA explicaron que será "cada banco" el que defina la modalidad de ingreso a las sucursales, dependiendo de las condiciones de para mantener la distancia entre personas.

"Pedimos colaboración a todas las personas para el cumpliemiento de las medidas de seguridad sanitaria", apuntó el Central.

Para facilitar el funcionamiento del sistema en los próximos días, las personas que operen a través de cajeros automáticos no sufrirán hasta el 30 el cobro de cargos o comisiones por operaciones, sea o no la persona que opera en estos cliente de la entidad financiera.Por último, el Central recordó a través de un comunicado que no será necesario presentar la fe de vida en las sucursales hasta el 30 de abril y que la atención no estará restringida a unos pocos días, como se especuló en un primer momento, sino que "continuará los días subsiguientes en horario habitual bancario".