El partido bonaerense de La Costa cerró sus atractivos turísticos, canceló actividades culturales y sociales, y dispuso reducir la ocupación hotelera y de bares y restoranes, por disposición de su intendente, Cristian Cardozo, quien afirmó "no estamos de vacaciones". Medidas similares se adoptaron en Mar del Plata, Monte Hermoso y Sierra de la Ventana, entre otras localidades.

Según informó Cardozo, fueron cerrados los parques temáticos, bingos, casinos, cines, teatros, salas de videojuegos y entretenimientos, mientras que restaurantes, bares y hoteles deberán bajar su ocupación al 50%. El jefe comunal dijo a Télam: "Realizaremos rigurosos controles para cuidar a los costeros y a la comunidad en su conjunto ya que no existen casos de coronavirus en La Costa". Contó que "junto a muchas inmobiliarias, también hemos decidido suspender los alquileres para este fin de semana, por lo que les solicitamos a todos los prestadores de servicios que respeten los decretos y normativas previstas para cada sector".

Con el fin de evitar la propagación del coronavirus también los intendentes de Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell invitaron ayer a días de comenzar un fin de semana largo que los turistas eviten visitar esas ciudades balnearias ya que "no son vacaciones y entre todos debemos cuidarnos para que no aumente el numero de infectados", coincidieron.

El intendente del partido de General Pueyrredon, Guillermo Montenegro, decretó el cierre de todos los comercios gastronómicos, espacios recreativos y rotiserías de la ciudad balnearia de Mar del Plata, hasta el 31 de marzo próximo, en prevención por la pandemia del coronavirus.

Los hoteles no podrán tomar reservas y se limita las actividades de establecimientos sociales, culturales o religiosos. En los comercios de alimentos, medicamentos y limpieza se deberá poner un horario exclusivo para la atención a grupos de riesgos.

El decreto 469-2020 resuelve "el cierre de restaurantes, rotiserías, bares, balnearios, cines, cervecerías, teatros, shoppings, salas de juego, entre otros comercios de esparcimiento".

La normativa también alcanza a los clubes y todo tipo de establecimientos en los que se realicen actividades sociales, culturales o religiosas que convoquen la reunión de personas. Además, se manifiesta que los locales gastronómicos podrán brindar "exclusivamente el servicio de venta de comida y bebida para llevar y el servicio de envío a domicilio". En tanto, por el mismo lapso, los hoteles, apart, spa, cabañas, clubs de playa, campings y todo tipo de alojamientos no podrán tomar reservas y deberán reprogramar las que hubieran sido otorgadas.

En tanto, la municipalidad de Tornquist, partido donde se encuentra Sierra de la Ventana, informó que los prestadores turísticos y de alojamiento deberán cancelar las reservas hasta el 31 de marzo. Además, habrá controles en los ingresos a las distintas localidades.