Este viernes 27 de diciembre los jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH cobrarán el bono extraordinario que el Gobierno otorga en el marco de la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, aprobada la semana pasada.

El mismo será de $5000 pesos para los jubilados y pensionados que cobren el haber mínimo (además de quienes reciben la PUAM y la PNC) y de $2000 pesos para quienes perciben la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo (así como la Asignación Universal por Hijo con discapacidad o la Asignación por Embarazo para Protección Social) .

Los jubilados también recibirán un bono idéntico en enero.

Anses aclaró que "este pago extraordinario está destinado a quienes cobran una sola prestación", por lo que "una persona que percibe un haber jubilatorio y otro por pensión no estará incluida en el pago del bono".

Además, informó que "el valor del bono extraordinario irá variando de acuerdo al haber percibido por el jubilado o pensionado beneficiado, hasta llegar a un máximo de $19.068, una cifra que surge de sumar la jubilación mínima más $5.000".

Los beneficiarios de este bono percibirán el pago en la cuenta en donde habitualmente se les deposita sus haberes, por lo que no deberán realizar ningún trámite especial para recibir la suma.

Según el organismo previsional, la medida "apunta a sostener a los segmentos más vulnerables y golpeados por la aguda crisis económica y social que atraviesa la Argentina".

Se reduce la tasa de interés de los créditos

En paralelo, la Anses resolvió esta semana una reducción de la "tasa de interés de los créditos del organismo ya otorgados a jubilados, pensionados, beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y del Sistema Único de Asignaciones Familiares (SUAF)".

Además, habrá un período de gracia de suspensión del pago de cuotas "de los préstamos vigentes por tres meses", informó el organismo en su página oficial.

En concreto, los jubilados que hayan tomado créditos "verán reducida la tasa de interés nominal anual máxima del 42% al 31,5%",

Los beneficiarios de AUH y SUAF, por su parte, "tendrán una reducción de la tasa nominal anual máxima del 48% al 36%".

Esto implica que "las cuotas mensuales bajarán en caso de las AUH y SUAF entre 11% y 36% y en el caso de los jubilados entre un 21% y un 40%" y redundará en "un impacto positivo en los haberes de hasta 12% para AUH y SUAF y hasta 8% para los jubilados".

Como en el caso del bono extraordinario, el ente comandado por Alejandro Vanoli justificó la medida en "la crisis social y económica por la que atraviesa el país y ante el hecho de que muchos jubilados, pensionados y beneficiarios de AUH y SUAF se han endeudado fuertemente".