Montes, pastizales, cultivos, viviendas, flora y fauna: los incendios forestales en  Córdoba arrasaron con todo a su paso y quemaron más de 40 mil hectáreas de bosques nativos y tierra productiva en sólo 14 días.

A pesar de los esfuerzos, los bomberos no lograron apaciguar las llamas, y esta madrugada se divisó un nuevo foco que se inició en cercanías de Cruz del Eje, según informaron fuentes provinciales.

Las principales áreas donde los bomberos tuvieron que combatir el fuego en las últimas semanas fueron el Valle de Punilla y el departamento Ischillín. Allí tuvieron complicaciones por los factores climáticos adversos, e incluso los habitantes del lugar tuvieron que lamentar la pérdida total o parcial de más de 20 viviendas en las cercanías de Capilla del Monte y Charbonier.

El secretario de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, Claudio Vignetta, remarcó a Télam que en esa zona “están todos los incendios controlados”.

Sin embargo, anoche la Policía Caminera tuvo que cortar el tránsito vehicular en la ruta nacional 38 entre el kilómetro 119 a la altura de Cruz del Eje y el kilómetro 95 en la localidad de Las Escobas, por incendios que se daban en pastizales cercanos, y por los que el humo impedía la correcta visibilidad. Aún así, se extinguió rápidamente y a la medianoche volvieron a habilitar el paso por la ruta.

Córdoba es sólo una de las nueve provincias que este año sufrieron y sufren de incendios forestales, muchos de los cuales se cree fueron provocados por personas de forma intencional. En cuanto a magnitud se acercan a los del delta del río Paraná, Entre Ríos, iniciados en febrero, que provocaron grandes pérdidas de la biodiversidad y cuyo humo llegó incluso a extenderse por la ciudad de Rosario, en Santa Fe.

El propio ministro de Ambiente, Juan Cabandié, admitió que "los incendios son intencionados y hay que buscar a los responsables", mientras que en la Cámara de Diputados se busca tratar un proyecto de ley de humedales para protegerlos, ya que son los sectores naturales más afectados por los incendios.

"No es un señor que fue al rally y dejó el fuego prendido. No es la señora que barrió hojas y de repente se le fue el fuego. ¿Eso sucede? Sí, sucede. Pero no en la mayoría de los casos, eso es un muy bajo porcentaje. Los incendios son intencionales y lo digo con todas las letras”, sostuvo a Radio Nacional Córdoba hace una semana Guillermo Galliano, presidente de la Fundación Mil Aves, quien apuntó contra el gobierno provincial, los negocios inmobiliarios y grandes productores agropecuarios por buscar "eliminar nuestro bosque nativo", según su visión.