Los llamados a la línea 144 de atención a víctimas de violencia de género aumentaron un 25% durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) en el marco de la pandemia de coronavirus. En tanto, Buenos Aires es la provincia con más intervenciones con un 60% del total.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad (MMGyD) difundió su informe mensual y reveló que en los 134 días comprendidos entre el 20 de marzo y el 31 de julio el promedio de consultas diarias subió a 263, en comparación a la media de 196 efectuadas en el período que fue del 8 de noviembre al 19 de marzo.

Entre consultas e intervenciones, de enero y julio se se recibieron 66.121 comunicaciones. De ellas, 17.568 fueron llamados de personas que solicitaron asistencia (intervenciones). Unas 10548 procedieron de la provincia de Buenos Aires, el 60% del total, seguida de Capital Federal con 2640 intervenciones (15%) y Santa Fe con 747 (5%).

Fuente: MMGyD

Efecto ASPO

La cartera que conduce Elizabeth Gómez Alcorta registró un descenso en las comunicaciones en marzo de 2020 de un 17% en comparación con el mismo mes del 2019. Pero en abril, con las restricciones de movilidad por la pandemia de coronavirus ya vigentes, el panorama dio un vuelco: se recibieron un total de 2326 comunicaciones más (+28%).

Al momento de aplicarse el ASPO en distintas partes del país, la línea 144 sumó otros canales de atención (mail y WhatsApp).

"Entre mayo y julio, la tendencia se mantuvo: en 2020 se recibieron 2580 consultas más que en mayo de 2019 (+31%), en junio el aumento fue de 2217 consultas (+29%) y en julio de 2595 (+31%)", indicó el MMGyD.

Fuente: MMGyD

La violencia doméstica, el principal motivo de denuncia

El 89% de las comunicaciones correspondieron a violencia doméstica y en cuánto a tipos de violencia, casi la totalidad de las personas refirieron sufrir violencia psicológica por parte de su agresor.

Según la cartera, en segundo lugar, un 68% refirió haber sufrido violencia física y en tercer lugar un 36% afirma haber sufrido violencia económica. El 13% manifestó haber sufrido hechos de violencia sexual. En el 14% de los casos se utilizó un arma (de fuego o punzocortante). 

Circunstancias de las intervenciones

El 98% de las personas que se comunicaron son mujeres. El 63% tienen entre 15 y 44 años. 448 (3%) se encontraban embarazadas y 443 (3%) tenían algún tipo de discapacidad.
 
De los agresores, el 91% son varones. En el 44% de los casos, quien comete las agresiones es una ex pareja y casi en la misma proporción quien agrede es la pareja actual (40%). A la vez, 1525 personas en situación de violencia asistidas tenían medidas de protección vigentes.