El calor atrapado por los gases de efecto invernadero está elevando las temperaturas del océano más rápido de lo esperado, según concluye un análisis basado en cuatro estudios publicado en la revista Science.

"Si quieres ver dónde está ocurriendo el calentamiento global, hay que mirar a nuestros océanos", afirma el coautor del estudio Zeke Hausfather, estudiante graduado del Grupo de Energía y Recursos de la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos, según la agencia DPA. "El calentamiento del océano es un indicador muy importante del cambio climático, y tenemos pruebas sólidas de que se está calentando más rápidamente de lo que pensábamos", agregó.

El nuevo análisis proporciona evidencia adicional de que las afirmaciones anteriores de una desaceleración o "pausa" en el calentamiento global en los últimos 15 años eran infundadas.

El calentamiento del océano es un marcador crítico del cambio climático porque se estima que el 93 por ciento del exceso de energía solar atrapada por los gases de efecto invernadero se acumula en los océanos del mundo.