Los testeos de VIH sufrieron una caída del 40% en lo que va del año, debido al cierre de muchos de los centros de testeo rápido y a la baja predisposición de las personas a concurrir a hospitales a causa de la cuarentena, informó AHF Argentina al recordar el Día Nacional de la prueba de VIH que se celebra el 27 de junio.

La organización sin fines de lucro dedicada a la respuesta al VIH/Sida y que provee de testeos rápidos, confidenciales y gratuitos de VIH, señaló que se estima que 139.000 personas viven con VIH en la Argentina. De ellas, el 17% desconoce su diagnóstico. En promedio se notifican 5.800 casos nuevos por año, pero en lo transcurrido de 2020 los testeos de VIH sufrieron una caída promedio del 40%.

Para el doctor Miguel Pedrola, director científico de AHF para América Latina y el Caribe, "es importante considerar incluir en la Argentina el autotest de VIH como una estrategia adicional a los test rápidos para el diagnóstico, detección temprana y tratamiento oportuno." "Hay que mantener los testeos y entendemos sobre las medidas preventivas de distanciamiento social, por eso creo que el autotest de VIH puede ser una alternativa válida en este contexto", insistió Pedrola. Más de 75 países adoptaron políticas de autotest de VIH, que consiste en que la persona se realiza a sí misma una prueba de diagnóstico e interpreta el resultado en privado. 

AHF Argentina vuelve a realizar testeos con turno previo. Habitualmente hace 40.000 pruebas rápidas en el año y ahora está testeando en 20 localidades de todo el país y sumando en breve, la posibilidad de hacer autotesteo con una guía virtual. Para acceder a un test no hace falta estar en ayunas y tampoco ser mayor de edad.

Los test rápidos sólo requieren de una gota de sangre y brindan resultados confiables en 15 minutos. Más información en el sitio www.testdevih.org y en las redes sociales.