Ya son más de 44 mil de estudiantes secundarios de Buenos Aires que se inscribieron para acceder a los viajes de fin de curso patrocinados por el Gobierno bonaerense y se sumaron a la lista de futuros convocados que tendrían previsto viajar entre febrero y abril.

Se trata del Programa Bonaerense de Turismo Estudiantil del Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense que busca la reactivación del turismo en la Provincia de Buenos Aires para el cual uno de cada cuatro chicos que asisten a escuelas públicas ya es parte del mismo, según fuentes reveladas a Télam. Alumnos de escuelas privadas también tienen permitido anotarse en la convocatoria expedida por Provincia.

Se estima que, por escuela, hay un promedio de entre 15 y 20 estudiantes inscriptos en toda la provincia y se especificó que los municipios con mayor cantidad de anotados son La Matanza, Lomas de Zamora, Moreno y Quilmes, aunque en el interior el promedio de registrados alcanza un 50%, según datos que brindó el Poder Ejecutivo.

La iniciativa se encagará de llevar a unos 220.000 los estudiantes entre febrero y abril con una propuesta que cubre los traslados, la hotelería, las excursiones y la gastronomía por un monto de hasta 30.000 pesos por alumna o alumno. Cada viaje comprende una estadía de 4 días y 3 noches con dos excursiones diarias y tendrá todos los gastos incluídos.

Los destinos elegidos por la gobernación de la Provincia de Buenos Aires son distintos lugares de Buenos Aires, ya sean playas, sierras, lagos, lagunas o entornos rurales y, en función a las disponibilidades en el momento, cada curso deberá ingresar a www.viajefindecurso.gba.gob.ar para elegir el destino preferido.

Además, cada viaje estudiantil contempla la bonificación del viaje para un padre o una madre como acompañante cada veinte estudiantes y la posibilidad de unificar viajes en caso de cursos pequeños.