A pesar de su llamativo nombre, el curioso fenómeno de la luna azul no se refiere a su color, sino que se produce cuando en un solo mes hay dos lunas llenas, algo poco habitual. Este año podrá verse en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, coincidiendo con la festividad de Halloween y el Día de todos los Santos.

Este fenómeno tiene lugar aproximadamente cada 2,5 años, y la última ocurrió el 31 de marzo de 2018, tal y como explican desde la NASA. La próxima luna azul tendrá lugar en agosto de 2023.

Por lo general, hay una luna llena cada mes. En esta ocasión, la última luna llena coincidióel 1 de octubre, por lo que se ha podido completar un ciclo lunar antes de que finalice el mes y se puede ver de nuevo una segunda luna llena. Febrero, por ejemplo, jamás podrá tener una luna azul al contar solo con 28 días —o 29 en caso de año bisiesto—.

Qué dice la NASA sobre la luna llena

Asimismo, indica la NASA, esta luna azul de octubre será la primera en coincidir en Halloween desde 1944, y no será hasta 2039 cuando vuelva a caer en esta festividad.

Pese a que esta luna no adopta una coloración como la que indica su nombre, sí puede haber lunas llenas con tonos azulados, como ha ocurrido en algunas ocasiones a lo largo de la historia, cuenta la NASA.

En 1883, el volcán indonesio Krakatoa tuvo una erupción tan grande que las partículas de ceniza dispersas en la atmósfera actuaron como filtro.