Tres cervecerías de Mar del Plata desarrollaron una idea con fin solidario, que se trataba de llevar barriles de cerveza a un barco hundido a 20 metros de profundidad en el mar, para dejarla añejar y al venderla donar lo recaudado.

Los barriles habían sido puestos debajo del mar en el mes de noviembre en barricas para esperar la maceración. La idea de los cerveceros era crear una cerveza con gusto a mar, denominada Kronomether. 

Cervezas en el Mar 

Los empresarios anunciaron el año pasado, que la ganancia que se obtuviera de la venta de esa cerveza se utilizaría para comprar material instrumental para el Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia.

Los cerveceros no contaron que los barriles podrían ser robados, ya que se encontraban a tanta profundidad. Uno de los buzos, que estuvo en el grupo encargado de llevar los barriles hasta el barco hundido, aseguró que al ir al buscarlos los barriles habían sido robados y dijo que "hubo dos o tres de esos vivos que en este último mes se tomaron el trabajo de navegar hasta un barco hundido y, tras bucear a 20 metros de profundidad, robaron barricas donde se estaba macerando cerveza".

Robaron cerveza 

Y agregó también que "tal vez esos vivos piensan que fue solo una piolada pero, tras este vandalismo inexplicable se fueron los sueños de macerar cerveza en el fondo del mar. No robaron barricas, robaron la esperanza de empresarios y asalariados que no pasaron un muy buen año".

Prefectura recibió la denuncia y se lleva a cabo la investigación. Lo notorio del caso es que muy pocas personas sabían el lugar exacto a dónde se había depositado la cerveza.