Diego Maradona insultó a su médico, lo echó y hasta hubo "un empujón", el jueves previo a su muerte en San Fernando, así lo revelaron dos testigos de la causa judicial que investiga el fallecimiento del Diez. 

"Es cierto que contaron que hubo una pelea, pero en el expediente está mencionado como un incidente más de lo difícil que era tratar con Maradona", explicó a la agencia Télam uno de los investigadores a cargo de las pesquisas.  

El incidente fue expuesto en las declaraciones testimoniales de uno de los enfermeros que asistieron en las horas previas a la muerte de Maradona y en la de Romina Milagros Rodríguez, apodada "Monona", la cocinera que hace años acompañaba al "10" y era considerada por él como una "segunda madre" en la etapa final.

Según la declaración del enfermero, el hecho se produjo el jueves 19 de noviembre, en la que habría sido la última visita de Leopoldo Luque a la casa del country San Andrés, donde Maradona se recuperaba de su reciente neurocirugía por un hematoma subdural. Ahora los fiscales tratan de confirmar cuándo fue el último paso del médico por la vivienda.

El enfermero contó que ese día el exfutbolista insultó a su médico, lo echó y hasta hubo "un empujón". "Monona" también se refirió a este episodio aunque aclaró que ella no fue testigo directa, sino que se lo habían contado. 

"Expediente Maradona": análisis de prueba documental y estudios complementarios

La investigación sobre las circunstancias de la muerte de Diego Maradona ingresó en una etapa de análisis de la prueba documental que comenzó a llegar a la fiscalía sobre sus tratamientos médicos y sobre cómo funcionaba su internación domiciliaria.

El miércoles se iniciarán los estudios complementarios a la autopsia, claves a la hora de develar si algún otro factor influyó en las causales del deceso.


El equipo de cuatro fiscales que lleva adelante el expediente y que está encabezado por el fiscal general de San Isidro, John Broyad, e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra, se instaló y utiliza como búnker la sede de la Fiscalía General, sobre la calle Acassuso 476, a la vuelta de los tribunales de San Isidro.

Según las fuentes consultadas por Télam, la empresa de medicina prepaga Swiss Medical ya aportó la historia clínica de Maradona, sus internaciones, su última estadía en la Clínica Olivos donde fue operado de un hematoma subdural en la cabeza y los reportes que redactaban los enfermeros que lo cuidaban en la casa del lote 45 del barrio privado que conforma el complejo Villanueva.