Localidades bonaerenses como Chascomús, Baradero y Castelli, así como otros municipios de Chubut y Río Negro resolvieron retrotraer la habilitación de salidas recreativas y otras actividades tras evaluar los resultados de la flexibilización del aislamiento que habían autorizado en días previos.

Es el caso de Castelli, que aunque no tiene casos positivos de coronavirus, resolvió retrotraer la habilitación de salidas recreativas para restringir la circulación de personas, ya que el intendente no se mostró conforme con el comportamiento de la comunidad.

La medida se dio a conocer poco después de que el municipio vecino de Chascomús, distante a unos 60 kilómetros, informara sobre los primeros cinco casos de coronavirus en el distrito. De igual modo, el intendente de Baradero, Esteban Sanzio, tras darse a conocer el miércoles en el reporte diario oficial sobre los tres primeros casos de coronavirus, informó que se retrotraerán todas las habilitaciones decretadas

También en localidades de Río Negro, debidos a casos confirmados, se resolvió suspender por una semana la actividad minera, la obra pública y privada y limitar la actividad comercial.

Medidas similares se tomaron en distintos puntos de Chubut. En Gastre se volvió a foja cero con la cuarentena tras conocerse dos casos en la localidad de Jacobassi, que está a 140 kilómetros.