La Cámara Argentina de Cannabis (ArgenCann) se unió a la Asociación Brasilera de la Industria de Cannabis (ABICANN), a través de un acuerdo de cooperación mutua con el objetivo de impulsar el desarrollo de la industria del cannabis y dinamizar conjuntamente una agenda de inversión, producción y trabajo a los dos lados de la frontera. 

Tanto en Brasil como en Argentina, rigen actualmente marcos regulatorios que significaron la creación de un mercado legal de cannabis medicinal que ambas asociaciones buscan que adquiera un alcance regional.

" Buscamos potenciar los esfuerzos para desarrollar un mercado latinoamericano, y explorar oportunidades que fomenten acuerdos comerciales y de inversión bilaterales, así como una agenda de cooperación académica y científica. Intentaremos funcionar como una plataforma que facilite la articulación de negocios y la creación de compañías binacionales que puedan posicionarse junto a los actores más importantes de la industria a nivel global", explica Pablo Fazio, Presidente de la Cámara Argentina de Cannabis.

Por su parte Thiago Ermano, presidente de ABICANN, aseguró: "Más de 50 países ya entendieron la calidad de los beneficios que genera la planta del cannabis a la economía y a sus sociedades, cuando la industria de la misma está bien gestionada. Propiciamos a que organizaciones de otros países de la región -desde cámaras empresariales hasta organismos reguladores- se sumen al convenio para colaborar, también, en mejoras en las normativas regulatorias vinculadas a la producción agrícola e industrial de cannabis."

Desde cuando es legal el Cannabis en Argentina

Argentina legalizó el autocultivo controlado de cannabis medicina a mediados de noviembre de 2020 que permite la venta de aceites, cremas y otros derivados en farmacias autorizadas, según la nueva reglamentación firmada por el presidente argentino, Alberto Fernández, que fue publicada en el Boletín Oficial.

Entre otros aspectos que se destacan de esta regulación, la ley incluye la autorización del cultivo personal y en red para los usuarios, investigadores y pacientes que se registren el Programa Nacional de Cannabis (Reprocann), del ministerio de Salud. 

"Los y las pacientes podrán inscribirse para obtener la autorización de cultivo para sí, a través de un o una familiar, una tercera persona o una organización civil autorizada por la Autoridad de Aplicación. Podrá inscribirse en el Reprocann quien cuente con indicación médica y haya suscripto el consentimiento informado correspondiente, en las condiciones establecidas por el programa", establece.