La Comisión de la Competencia de la India multó con 21 millones de dólares por “posición dominante” a Google, una cifra pequeña en comparación con los más de 2.000 millones con los que había sido penado en Europa, aunque la empresa californiana asegura que su comportamiento “cumple con las leyes” del país asiático.

La sanción se dio a conocer ayer, después de que las autoridades observaran que Google hacía uso de su dominio en el mercado de búsqueda general por Internet para influir y fortalecer su posición en el mercado de búsqueda de servicios, especialmente los relacionados con ventas de pasajes aéreos. 

"Además, se ha descubierto que Google ha proporcionado un vínculo adicional en estas unidades comerciales que lleva a los usuarios a su página de resultados de búsqueda especializada de vuelos ( Google Flights), resultando en una imposición injusta también para los usuarios de los servicios generales de búsqueda”, señaló la CCI en su resolución.

Sin embargo, un portavoz de la compañía sostuvo que “la Comisión de la Competencia ha confirmado que, en la mayoría de los asuntos que examinó, nuestro comportamiento cumple con las leyes de la competencia indias”.

El vocero indicó que la compañía está revisando las “preocupaciones menores identificadas por la comisión” y evaluará los siguientes pasos.

El año pasado, la Comisión Europea (CE) impuso a Google una multa de 2.420 millones de euros, la mayor hasta la fecha contra una sola compañía, por abusar de su posición dominante como motor de búsquedas en Internet al dar ventajas “ilegales” a su servicio de comparación de compras.