Empresas multinacionales, entre las que están Adidas y Deutsche Bank, retiraron sus campañas publicitarias de YouTube tras una investigación periodística que rastreó que estos anuncios fueron mostrados al lado de videos sobre niños con poca ropa y con comentarios pedófilos, reveló hoy la prensa inglesa.

La pesquisa estimó que decenas de miles de cuentas de “depredadores” evadieron los mecanismos de protección de la plataforma de videos para dejar “comentarios indecentes” en videos de niños -que ya fueron eliminados-, algunos de los cuales aparentemente habían sido subidos por pedófilos y otros por los mismos jóvenes, alentados por aquellos.

Según revelaron hoy los sitios de la BBC News y The Times, algunos de los comentarios son sexualmente explícitos, mientras que otros supuestamente incentivan a los chicos a publicar videos para realizar actos sexuales, o dejan números de teléfonos. 

La investigación mostró además un defecto en una herramienta que permite al público denunciar el abuso.

Algunos de los moderadores voluntarios de contenido de YouTube le dijeron a la BBC que podría haber “entre 50.000 a 100.000 cuentas depredadoras activas todavía en la plataforma”.

Además de marcadores de confianza humanos, YouTube también usa algoritmos para identificar comentarios sexuales o predatorios inapropiados. 

El problema es, según reportó la prensa, que el sistema todavía falla en abordar de forma integral el problema y los pedófilos siguen comentando videos de niños.

El fabricante de alimentos Mars, con sede en Estados Unidos, señaló a través de un vocero que están “conmocionados y consternados” de ver que sus anuncios aparecieron junto con ese tipo de contenido inapropiado. 

"Decidimos de manera inmediata suspender nuestra publicidad online en YouTube y Google de forma global”, remarcó en declaraciones consignadas hoy por el diario The Guardian, y agregó que hasta que no tengan la confianza de que la protección adecuada está en orden, no publicarán anuncios “en YouTube y Google”.

Por su parte, Deutsche Bank afirmó que se toman “este asunto de forma muy seria. y por lo tanto “suspendieron la campaña publicitaria tan pronto” se dieron cuenta.

En tanto, Adidas indicó: “Reconocemos que esta situación es claramente inaceptable y actuamos forma inmediata, trabajando con Google en todos los pasos necesarios para prevenir que esto vuelva a pasar”.

En la misma línea, un vocero de Cadbury dijo que mientras “investigan el asunto, suspendieron toda la publicidad en el canal hasta tener claridad respecto de cómo ocurrió esta situación”.

Consultado sobre este tema, un vocero de YouTube declaró que "el contenido que pone en peligro a los niños es aberrante e inaceptable”. 

"Tenemos políticas claras contra videos y comentarios en YouTube que impliquen cualquier tipo de explotación para los niños y hemos reforzado agresivamente nuestros controles cuando detectamos una alerta sobre este tipo de contenido”, sostuvo.

Asimismo, recordó que recientemente “endurecieron” el abordaje a los videos y los comentarios que involucran a los niños y que, a veces aún sin ser ilegales, pueden causar preocupación.

"También, estamos trabajando en conjunto con Internet Watch Foundation, Ncmec y otras entidades para prevenir la utilización de imágenes vinculadas al abuso sexual infantil, evitando que siquiera sean subidas a la web y reportando dicho contenido a la justicia”, agregó el vocero de la plataforma.

En este sentido, remarcó que están “comprometidos en hacer esto de la manera correcta, y en reconocer que necesitan hacer más, tanto a través del aprendizaje automático (machine learning) como mediante el incremento de los recursos humanos y técnicos".