Diego Maradona murió este miércoles a sus 60 años, confirmaron del entorno del ex jugador de fútbol a Crónica TV. La leyenda del fútbol se descompensó en su casa del barrio San Andrés, cercano a Nordelta, y sufrió un paro cardiorespiratorio. Pese a la atención de los médicos de las nueve ambulancias que acudieron al lugar, no pudo ser reanimado. Tras la noticia, el presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional.

El astro futbolístico y actual entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, ídolo máximo de la Selección argentina y campeón del mundo 1986 estaba con su sobrino y algunos allegados cuando se descompensó antes del mediodía. El astro cumplió 60 años el 30 de octubre pasado.

Diego estaba alojado en su casa del partido de Tigre desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza en la Clínica Olivos, nueve días antes.


La familia y los médicos del Diez habían decidido su traslado momentáneo a esa casa hasta definir las características de un tratamiento para rehabilitarlo de su adicción al alcohol y su dependencia a los fármacos.

La Justicia de San Isidro ya inició una causa judicial por el fallecimiento del Diez, informaron a Télam fuentes judiciales.

Por la jurisdicción donde ocurrió el deceso, la causa está a cargo de la fiscal Laura Capra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Benavídez, quien, junto a dos secretarios, ya se encontraban en camino al barrio privado San Andrés de Tigre.