Un voluntario brasileño murió mientras formaba parte del grupo de testeo de la vacuna de la Universidad de Oxford, y que está produciendo el laboratorio AstraZeneca, informó este miércoles la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

Se trata de un médico de 28 años de la ciudad de Río de Janeiro, que formaba parte del contingente brasileño de voluntarios en el desarrollo de la vacuna producida, localmente, por el instituto Fiocruz, del Gobierno federal.

"En relación al fallecimiento del voluntario de test de la vacuna de Oxford, la Anvisa fue formalmente informada de ese hecho el 19 de octubre de 2020", informó el órgano regulador estatal brasileño.

Tampoco, hasta ahora, y, citando la confidencialidad médica de los involucrados en los ensayos, se informó el motivo del deceso. "El proceso sigue evaluándose", aseguró la agencia, que no precisó si al voluntario se le administró la vacuna o el placebo

El regulador dijo que las pruebas de la vacuna continuarían después de la muerte del voluntario. 

La Universidad Federal de Sao Paulo, que está ayudando a coordinar los ensayos clínicos de fase 3 en Brasil, dijo que el voluntario era brasileño, pero no dijo dónde vivía la persona.

Vacuna contra el coronavirus en Brasil

El gobierno federal de Brasil tiene planes de comprar la vacuna del Reino Unido y producirla en su centro de investigación biomédica FioCruz en Río de Janeiro, mientras que el centro de investigación del estado de Sao Paulo, Instituto Butantan, está probando una vacuna competidora de la china Sinovac SVA.O.

Brasil tiene el segundo brote más letal de coronavirus, con más de 154.000 muertos por Covid-19, solo después de Estados Unidos, y es el tercer peor brote en cuanto a casos, con más de 5,2 millones de infectados, después de Estados Unidos e India.